Una corbeta que combatió en Malvinas está fondeada en Comodoro Rivadavia

Después de partir el lunes de Mar del Plata, ayer llegó al puerto de esta ciudad la corbeta Guerrico. Durante su trayecto realizó un patrullaje por las 200 millas marítimas del territorio argentino, identificando a más 130 buques pesqueros de tercera bandera, principalmente en la zona cercana a Comodoro Rivadavia, destacaron sus autoridades.

Ayer, cerca de las 10:30, la corbeta ARA Guerrico, una de las participó en la Guerra de Malvinas en 1982, llegó al puerto de Comodoro Rivadavia proveniente de Mar del Plata.
Según confirmó Prefectura, su estadía en esta ciudad se extenderá hasta mañana cuando vuelva a zarpar de regreso a su base marplatense, para volver a patrullar una vez más las 200 millas marítimas del territorio argentino.
La corbeta partió el lunes de la base naval, comandada por el capitán de fragata Osvaldo Chiñi y una tripulación compuesta por doce integrantes de la plana mayor de la Armada, 85 suboficiales y 19 cadetes de la Escuela Naval, futuros oficiales de la fuerza, que están haciendo sus prácticas de verano.
Durante cinco días la dotación realizó el patrullaje de control del mar custodiando las 200 millas, sin registrar ningún inconveniente más allá de una tormenta que los castigó durante el primer día y que superaron sin problemas.
Así finalmente durante todo el trayecto se identificaron a más de 130 buques pesqueros de tercera bandera, principalmente de origen chino, coreano, taiwanés, español y chileno. "Aprovechan esta época del año de principio de diciembre a mediados de julio, la época de mayor concentración de calamares, para navegar", explicó Chiñi.
"Los buques habilitados están para pescar dentro de la zona pesquera argentina y el resto estaba afuera, por lo que no estaban infringiendo la ley. Muchos a través de la zona de Comodoro Rivadavia y también un poco más al norte", agregó al dialogar con El Patagónico en el puerto, previamente a reunirse con el secretario municipal de Cultura Daniel Vleminchx en el Museo Ferroportuario, lugar donde le iban a dar la bienvenida formal.
Fue en ese marco donde un equipo de El Patagónico visitó la corbeta que combatió en Malvinas y pudo recorrer cada uno de sus rincones, en sus 90 metros de eslora y 14 de manga. Así se pudo conocer su cabina de navegación, los lanzadores de chaff (reflectores antirradar) sobre la cubierta y también las dos ametralladoras de 20 milímetros que tiene en ambos laterales.
La visita fue guiada por el teniente de fragata Fernando Sánchez, jefe de electricidad de la nave, quien explicó detalladamente los mecanismos de la corbeta, sus sistemas de potencia y las diferentes aéreas donde por estos días vive su tripulación.
Por supuesto ya en su interior se pudo apreciar también el pabellón nacional de guerra, la imagen de la Virgen del Mar y la placa recordatoria que homenajea a la tripulación que combatió en Malvinas y al cabo principal Patricio Alfredo Guanca quien perdió la vida en la Bahía Grytviken durante el conflicto.
La Corbeta Guerrico se quedará en el puerto hasta mañana, pero hoy de 14 a 18 podrá ser visitada por la comunidad, para que todos puedan conocer un poco más de cerca su historia, y la labor que realizan estos guardianes del mar.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico