Una decena de alumnos desmayados por gas pimienta en la Escuela 723

El incidente se produjo ayer durante el recreo de las 14:30 en la escuela provincial que funciona sobre Lisandro de la Torre al 3.400. La sustancia arrojada invadió las aulas y los pasillos del edificio. Afectó a más de diez chicos que se desmayaron. Ante la situación tuvo que concurrir personal médico y desalojar las instalaciones.

Lo que comenzó siendo una broma que habría ideado un grupo de estudiantes de la escuela de nivel medio 723, del barrio Juan XXIII, se convirtió en un verdadero caos cuando muchos de los alumnos vieron afectadas sus vías respiratorias y otros se desmayaron. En el horario de la tarde concurren más de 120 alumnos.
Chicos que ya estarían identificados por las autoridades escolares habrían sido quienes esparcieron gas pimienta en las distintas aulas y también en los pasillos de la institución cuando transcurría el recreo. Al parecer, no dimensionaron el daño que podía causar a sus propios compañeros, docentes y preceptores.
La sustancia invadió el ambiente y comenzó a afectar las vías respiratorias y la vista de varios estudiantes. Una decena de ellos se desmayaron al inhalar el potente gas contaminante.
Profesionales que se desempeñan en el colegio comentaron a este diario que al menos seis alumnos con problemas asmáticos y otro con afección al corazón tuvieron que ser asistidos por médicos que concurrieron al establecimiento.
En ese desconcierto generalizado, la vicedirectora Gladys Triviño -quien se encuentra a cargo de la dirección de la escuela-, dispuso que se desalojara el lugar y se suspendieran todas actividades.
Los docentes, porteros y tutores de los estudiantes tuvieron que efectuar una ardua tarea para vaciar el colegio, ventilar y a la vez asistir a los adolescentes más perjudicados.
Uno de los alumnos que vivió el episodio publicó en su cuenta social de Facebook: "los alumnos de la (escuela) 723 hoy a las tres de la tarde tuvimos que salir porque unos bromistas que no pensaron lanzaron por todas las aulas y la escuela gas pimienta. Creo que eso fue un acto de estupidez porque más de 10 chicos se desmayaron y otros no podían respirar", relató.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico