Una familia siria podría llegar a El Hoyo y se dilata el arribo de quienes iban a venir a Comodoro

Según se confirmó la última semana, Abud Farid, padre de la familia siria que se anunció que iba a llegar a Comodoro Rivadavia en octubre, visitó la ciudad para entrevistarse con la subcontratista que le ofreció trabajo. Por el momento no está confirmado su arribo ya que también tendría una oferta laboral en Buenos Aires y aún deben completar documentación para permanecer en el país. Mientras tanto, se avanza en la llegada de una segunda familia a El Hoyo.

A un mes de que se anunciara que en Comodoro Rivadavia se iba a albergar a una familia de refugiados sirios encabezada por Abud Farid, de 47 años, su esposa y sus dos hijos de 6 y 11 años, aún se espera su arribo y es posible que no se termine de concretar.
Según se confirmó, el hombre que habla cuatro idiomas y es ingeniero en petróleo, por estos días se encuentra en Buenos Aires. Desde allí llegó la semana pasada, cuando realizó un viaje relámpago para entrevistarse con una empresa subcontratista de una operadora que le ofreció un puesto laboral.
Farid llegó el martes, solo, y el jueves volvió a Capital Federal, donde continúa con los trámites para obtener el documento provisorio y una visa de trabajo que le permita permanecer en el país. Por el momento no tendría decidido venir, ya que también recibió otra oferta de trabajo y podría quedarse en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
Mientras se espera que avancen los trámites y que Farid tome una decisión, desde la Fundación Los Cedros son optimistas y sueñan con que lleguen a esta ciudad. Sin embargo, más allá de la incertidumbre Gustavo Chaina, su presidente, y quienes lo acompañan continúan trabajando en la iniciativa y en la llegada de una segunda familia que se instalaría en El Hoyo.
Se trata del núcleo familiar de Nasser Almheeed, un ingeniero técnico, casado y padre de tres hijos. En su caso ellos se encuentran aún en El Líbano, pero por el hermano de Nasser, quien vive en Hungría, lograron hacer contacto con una mujer argentina, Ana Forte, quien también brinda ayuda a través del sitio "Pergamino ayuda a refugiados sirios".
Ella reside en Budapest y desde allí se habría puesto en contacto con Chaina, iniciando las gestiones hace 30 días. En principio Nasser viajaría solo al país, ya que tiene dudas de esta posibilidad que incluye casa y trabajo, algo lógico en medio de tanto calvario y confusión que se vive por estos días en El Líbano.
De esta forma, se espera que llegue en las próximas semanas a Buenos Aires y luego viaje a Chubut para llegar hasta El Hoyo, donde seria alojado en el viñedo de Patagonia Wines, empresa que se sumó a esta iniciativa a través del enólogo, Darío González Maldonado.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico