Una hermana del oficial pidió ayuda a Madres del Dolor

A través de una carta que envió a la organización de nivel nacional., Ruth, la joven del oficial que falleció por las quemaduras en su cuerpo en febrero solicitó ayudar para esclarecer el hecho.

Con profundo dolor Ruth Saiegg recurrió a una organización nacional para que siga de cerca la causa por la muerte de su hermano Simón, quien el 14 de febrero sufrió quemaduras y falleció seis días después. Volvió a responsabilizar de lo ocurrido a la pareja de su hermano y a un ex comisario de su entorno cercano. "A Leonardo Bustos nunca se lo citó, aún no hay imputados en la causa y escomo si quisieran taparlo", cuestionó.

La hermana del oficial de la Policía del Chubut de Simón Esteban Saiegg (31) recurrió a la Asociación Civil Madres del Dolor de Buenos Aires para requerir asistencia profesional y seguir en forma paralela a la justicia la causa por la muerte del efectivo que se desempeñaba en Comodoro Rivadavia.

En el comienzo de la carta Ruth Saiegg detalló el incidente ocurrido durante las primeras horas del 14 de febrero en el domicilio que compartía el efectivo con su pareja María Luisa Santa Cruz, en la calle Código 2.411 al 1.200 de Kilómetro 8.

Ruth Saiegg describió a Santa Cruz como hijastra del ex jefe de la Policía del Chubut y actual asesor municipal, Leonardo Bustos. Describió que Simón ingresó a las 4 de ese día a la guardia del Hospital Regional con quemaduras en un 65 por ciento de su cuerpo que comprometían su vida. "Mi familia (oriunda de Trelew) se entera por terceros que Simón había tenido un accidente". Su pareja "no le avisa a la familia y cuando se comunican telefónicamente, ella relata que Simón estaba limpiando una parrilla alrededor de las 2 con un solvente y se prendió fuego".

Según Ruth cuando su familia llegó al hospital, Santa Cruz "dice que en realidad estaba en la cocina y escuchó gritos de Simón que decía: ´me quemo, me quemo´, y que su hermano (de Santa Cruz), Marcos Bustos junto a su novia María Florencia Moya, se encontraban en la habitación durmiendo".

Para la familia del policía fallecido resulta extraño que "el médico de terapia intensiva le informa a mi mamá (Elisa Márquez Gutiérrez) que Simón estaba grave, peligraba su vida, era muy rara la versión de los hechos y que dudaba que fuera un accidente".

Otro aspecto de la investigación que llama la atención de Ruth Saiegg es que el mismo médico le realiza las curaciones a Santa Cruz y efectúa un informe que obra en la causa. Destaca que la novia de su hermano "sólo tenía quemaduras en la zona de arriba de las manos, lo que le resultó extraño porque ella le manifestó haberse quemado al querer apagarle el fuego a Simón, pero no evidenciaba ningún signo de quemaduras en las palmas.

"QUE NO QUEDE IMPUNE"

Para la hermana de Simón, resulta indignante que "la Policía de la Provincia de Chubut realiza un pésimo procedimiento, el fiscal de turno que actúa no preserva el lugar del hecho y conforme a las declaraciones testimoniales de los vecinos, el ex jefe de policía Bustosfue a lugar y limpió sin dejar rastros de lo sucedido".

Así interroga: "¿Por qué lo hizo si en teoría era un accidente doméstico?". Por ello, la justicia ordenó una inspección ocular en la vivienda y "tal como obra en el acta adjunta a la causa se destacó que el lugar no fue preservado y fue aseado", sostuvo Ruth Saiegg.

Para la denunciante el teléfono celular de Simón había desaparecido y "la pareja lo entrega luego de 48 horas", apuntó.

Debido a que el oficial se desempeñó durante muchos años en Drogas Peligrosas, su hermana sostiene: "Simón ese día había tenido conversaciones con otro policía relacionado con la implicancia de Leonardo Bustos en causas de narcotráfico, quizás ese haya sido uno de los móviles del crimen y no un simple crimen pasional".

La familia del efectivo espera los resultados de las principales pericias y de la autopsia, "pero percibimos falta de predisposición de la Fiscalía en las actuaciones. A Leonardo Bustos nunca se lo citó, aún no hay imputados en la causa y mucho menos detenidos. Es como si quisieran taparlo, quizás la influencia y el poder que todavía ostenta Leonardo Bustos sea una de la causales de que la causa esté durmiendo", acusó.

El caso "es una cruenta lucha contra el sistema judicial, la inoperancia de la fiscal (Cecilia Codina) y la corrupción de funcionarios públicos nos hace sentir el doble de dolor por la pérdida irreparable de mi hermano Simón, se suma la indignación de observar irregularidades", plantea.

La carta finaliza: "por favor ayúdennos con este caso, que no quede impune, que no haya favoritismo por ser ´hijo de´; si investigan sabrán la corrupción y el narcotráfico que reina en la ciudad de Comodoro Rivadavia, quizás esa lucha llevó a mi hermano a perder su vida. No voy a descansar hasta que se haga justicia".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico