Una joven duerme con su bebé en un hospital de San Miguel de Tucumán por temor a su violento ex esposo

Una joven de 24 años duerme cada noche con su bebé en la guardia de un hospital de la capital tucumana para protegerse de las agresiones y amenazas de su ex esposo, al que denunció por violencia en nueve oportunidades, luego de perder la custodia policial que tenía frente a su casa, mientras la justicia, tras difundirse el caso, anunció ayer que intensificará las medidas para detenerlo.
Desesperada, la joven recurrió a medios locales para hacer conocer su historia y pedir ayuda, ya que la consigna policial que le habían asignado fue levantada y su ex marido viola permanentemente la prohibición de acercamiento.
Según contó, la relación comenzó en diciembre de 2012 y pese a que sufrió agresiones desde un primer momento decidió casarse, tuvieron un hijo -que ahora tiene un año y medio- y convivieron hasta el 30 de mayo de 2015, cuando él abandonó la casa.
Durante casi un año no tuvo noticias del hombre, quien reapareció hace algunos meses y comenzó a golpearla y amenazarla en forma reiterada.
En mayo, la joven presentó la primera de las nueve denuncias realizadas en la Policía y en distintas fiscalías, la Justicia le asignó custodia policial permanente en la puerta de su casa y el hombre se alejó.
A fines de octubre, relató, el policía dejó de montar guardia y su ex marido volvió a rondar la casa hasta concretar nuevas agresiones, que incluso alcanzaron a sus familiares.
Cansada de los golpes y las amenazas, la joven decidió instalarse por las noches en la guardia de un hospital de San Miguel de Tucumán, que no la identificó por motivos de seguridad, para protegerse, ya que en ese lugar hay movimientos constantes y cuenta con personal policial las 24 horas, según le explicó al diario local La Gaceta.
Tras tomar estado público la situación, la fiscal Adriana Reinoso Cuello informó que ya libró un pedido de captura y se espera que en las próximas horas se adopten nuevas medidas contra el agresor.
"Me amenazó de muerte recientemente y me advirtió que antes que se vaya el 2016 me va a entregar en un cajón", contó la joven.
Pero las amenazas no provienen sólo de su ex marido: "su madre dijo que va quemar mi casa y se va a desquitar con mi hijo", denunció.
"Yo quisiera trabajar para darle un futuro mejor a mi hijo, para que no se críe en un ambiente de violencia, pero no puedo hacerlo por temor a encontrarlo en la calle", explicó la joven madre y agregó: "Esto que estoy viviendo no le deseo ni a mi peor enemigo".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico