Una jugadora se bajó de un partido porque no quiere jugar contra Jessica

Tras su batalla legal para que la refichen, Jessica Millamán deberá sortear un nuevo escollo, la discriminación dentro del campo de juego. Una competidora del Trelew Rugby Club alegó que hay diferencia de fuerza que influye en un deporte de contacto.

Jessica Millamán logró que la reficharan en la Asociación de Hockey del Valle del Chubut. A pesar de haber disputado un campeonato completo en el año 2013 luego de haber conseguido su DNI que acreditaba su condición de mujer, este año le habían negado la admisión por ser una jugadora trans.

"Esto no es una cuestión de discriminación, nosotros no nos metemos con eso, solo decimos que nos da miedo jugar en este deporte de roce porque aunque es transexual su fuerza es de un hombre", declaró Patricia Navarro, jugadora de la categoría intermedia de Trelew Rugby Club.

"Todavía no es una decisión que hemos tomado en equipo. Pero ya hay algunas posiciones que coinciden. Y también en otras entidades", aclaró Navarro, quien a su vez matizó: "si quieren jugar un amistoso o hacer un entrenamiento donde juegue Jessica no tenemos problemas".

Según la jugadora, se sintieron afectadas por la condición de Millamán: "en el último partido que jugamos con Germinal perdimos 3 a 0 con tres goles de Jessica porque nadie se acercaba para marcarla".

En declaraciones vertidas a El Patagónico el viernes 9 de septiembre antes de su debut en este torneo, la jugadora había resaltado que a pesar de que se había entrenado "como mucho banco, juego algunos minutos".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico