Una Kangoo sin control desbarrancó 50 metros por la ladera del Chenque

Claudio Alaniz había dejado estacionada su Renault Kangoo en la calle Alsina, adonde había llegado acompañado de su madre y su hijo de dos años. Apenas descendieron, el vehículo comenzó a moverse y pese al esfuerzo de su conductor por abordarlo, se desbarrancó hacia el Rincón del Diablo, donde estuvo a sólo cinco metros de impactar contra dos casas situadas en la ladera.

Una gran cantidad de habitantes de la parte alta de la avenida Alsina y automovilistas que circulaban ayer a la tarde por el "Camino del Centenario" se detuvieron a observar el accidente de espectaculares características que se produjo sobre las 17:45 sin que se registraran heridos.
Según comentó a la policía Claudio Alaniz, propietario de la Renault Kangoo involucrada, estacionó sobre Alsina y 12 de Octubre, en el barrio Pietrobelli, hasta donde había llegado acompañado por su madre y un hijo de dos años.
Alaniz relató que había estacionado contra el cordón de esa calzada y en una fracción de segundos, luego de que todos descendieran, habría saltado el cambio y el utilitario dominio MUP 298 comenzó a moverse.
Alaniz advirtió la situación y atinó a tomar con sus manos la parte trasera del rodado, lo que le provocó lastimaduras en sus dedos sin lograr sujetarla. El vehículo descendió sin control por el cerro desde una altura de más de 50 metros y quedó destruido cerca de dos viviendas apostadas sobre la ladera del Chenque, en la zona conocida como "Rincón del Diablo".
Las ruedas delanteras del vehículo se enterraron en la húmeda greda y esa condición habría evitado que terminara contra una de las viviendas cercanas. Alaniz dio "gracias a Dios" de que no hubo que lamentar víctimas.
Personal policial de la Seccional Primera y Defensa Civil concurrieron al lugar en forma preventiva. Mientras tanto, el dueño del vehículo y sus amigos buscaban la forma de retirarlo del incómodo lugar cuando ya caía la tarde. La Renault Kangoo terminó semidestruida.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico