Una madre lucha para que se apruebe tratamiento con cannabis para su hija

Micaela Evans tiene 13 años y padece del Síndrome de Dravet. Desde su infancia ha debido someterse a múltiples tratamientos para combatir las más de 25 convulsiones que sufre a diario. Su madre espera que la autorización de un tratamiento con aceite de cannabis mejore su calidad de vida.

Cuando nació Micaela los estudios médicos no le diagnosticaban ninguna anomalía. Sin embargo, cuando tenía cuatro meses sufrió su primer ataque de convulsiones. Según el relato de su mamá, Carola Vera, la beba se retorcía de dolor y no podía gritar. Fueron minutos de angustia en el que nadie sabía que podía pasar.
Inmediatamente fue trasladada al Hospital Regional. Luego recorrió una infinidad de sanatorios para tratar de encontrar una cura al Síndrome de Dravet que le fue diagnosticado luego del primer ataque. Se trata de una de las epilepsias más severas que hay en el mundo. Esta enfermedad la lleva a tomar hasta 23 compuestos de anticonvulsivos por día para combatir los casi 25 ataques que sufre a diario.
Además de su elevado costo, esos medicamentos atentan contra la probabilidad de vida de Micaela. "Hoy tiene 13 años y si sigue con estos medicamentos solo podrá vivir hasta los 21 porque las drogas son muy fuertes para cualquier organismo", advirtió su madre.
Ante este panorama decidió buscar alternativas para mejorar la calidad de vida de su hija. "Luego de buscar por todos lados y bajo la recomendación de una junta médica decidimos tratar de probar con el cannabidiol, un componente que se encuentra en la planta de cannabis, pero es muy caro y debemos tener una autorización legal para comenzar con el tratamiento", explicó Carola.
La decisión de la familia de probar con esa terapia alternativa se debe a años de angustia y de falta de respuestas de las casi nueve marcas de drogas que ha tenido que consumir su hija en estos años.
Carola viajó por diferentes partes del país buscando la ayuda de especialistas y de madres en su misma situación que le recomendaron que probara con el cannabis.
Luego de una ardua investigación y con el compromiso de un médico de realizar el pedido de la medicación decidió empezar los trámites para la solicitud del cannabidiol a Estados Unidos.
El tratamiento ya fue autorizado para dos pacientes en Buenos Aires y se espera que a corto plazo sea autorizado traer la medicación para un niño de la región de Cuyo.
El pedido está a la espera de ser aprobado pero mientras tanto la familia realiza diferentes acciones para juntar el dinero y comprar el aceite cuando tengan el visto bueno.
Con ese objetivo, hoy a las 14 se proyectará en el Cine Teatro Español la película "Me casé con un boludo". Las entradas se pueden conseguir anticipadas al 297155009670 o a través del Facebook: Todosxmicachubut

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico