Una mujer denunció que fue golpeada en Rodríguez Peña por un hombre que resultó baleado en forma accidental

Una mujer denunció que el hermano de su amiga intentó abusar de ella. Esta se negó y sufrió una golpiza. En el forcejeo se produjo un disparo y el hombre resultó herido.

El drama se desató ayer a las 11 cuando una mujer concurrió a una vivienda del barrio Rodríguez Peña, supuestamente a visitar a una amiga. Como no estaba fue atendida por su hermano, quien habría querido mantener relaciones sexuales con la visitante. Esta se negó y sufrió una golpiza. En un supuesto forcejeo el hombre recibió un disparo en el rostro con su propia arma y permanece internado con pronóstico reservado. La mujer estuvo demorada seis horas y luego recuperó la libertad.
El Ministerio Público Fiscal investiga el episodio en el que la mujer terminó con su rostro moreteado producto de una golpiza y el supuesto agresor recibió un disparo en el pómulo derecho y la bala le quedó alojada cerca de la cabeza. Al cierre de esta edición, el herido se encontraba lúcido y fuera de peligro en una sala del Hospital Regional.
De acuerdo con la información a la que accedió El Patagónico, la mujer identificada con las iniciales D.V. (28) concurrió a las 11 al domicilio de la calle Musaglia del barrio Rodríguez Peña a visitar a una amiga. Como esta no estaba fue atendida e invitada a pasar por su hermano identificado como M.C. (25).
Según la denuncia radicada en la Comisaría de la Mujer Zona Norte, el hombre la quería obligar a mantener relaciones sexuales y ante la negativa le propinó una golpiza. Además, extrajo un arma de fuego con que la amenazó.
Siempre de acuerdo al relato de la mujer, se inició un forcejeo en que el arma se disparó y la bala ingresó por el pómulo derecho del hombre, quien quedó malherido.
Este mismo se encargó de llamar a la policía pidiendo una ambulancia y el personal de la Comisaría Mosconi tomó intervención.
M.C. fue trasladado al centro asistencial donde se constató que tenía la bala alojada cerca de la cabeza.
Fuentes oficiales señalaron que el hombre se encuentra fuera de peligro con pronóstico reservado.
Asimismo, el individuo denunció que la mujer encapuchada, previo a golpear la puerta de su casa y sin mediar palabras, le asestó el tiro.
En el caso tomó intervención la funcionaria fiscal de guardia, Silvia Chaura, quien dispuso la prueba de dermonitrotest a ambos protagonistas del incidente para determinar si tienen restos de pólvora.
La policía, en tanto, secuestró en el lugar un revólver calibre 22 corto que sería propiedad del dueño de casa. En virtud de la compleja trama, la Justicia dispuso la demora por seis horas de la mujer que reside en el barrio 30 de Octubre. Luego, fue dejada en libertad.
La Fiscalía ahora con las denuncias recepcionadas y las pruebas recolectadas deberá deslindar responsabilidades y determinar si se trató de un intento de abuso o de otro tipo de delito.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico