Una mujer se halla en grave estado luego de un choque

El accidente fue protagonizado ayer a la mañana sobre la avenida José Ingenieros, a metros de la estación de servicio. Maximiliano Battifora, conductor de un Chevrolet Corsa que ingresaba a ese barrio, impactó con un Volkswagen Gol que se dirigía a la estación y que era guiado por una mujer identificada como Natalia Carrizo. Ambos conductores fueron hospitalizados y quien se encuentra en estado más delicado es Carrizo, quien fue sometida a un coma inducido por los golpes que sufrió en la cabeza.

En un lapso de media hora las fuerzas de seguridad tuvieron que acudir a dos accidentes de tránsito ocurridos en Kilómetro 5. Uno en la entrada al barrio con dos heridos de gravedad, y otro en la curva de la salida donde un automovilista se estrelló contra una palma de alumbrado.
El accidente más grave se produjo a las 10 sobre la avenida José Ingenieros y Estanislao Del Campo, donde funciona la estación de servicio de bandera YPF. Por poco los vehículos que impactaron de frente no terminan contra los surtidores de combustible.
De acuerdo a los datos recabados por El Patagónico, Natalia Celeste Carrizo (24) a bordo del Volkswagen Gol -dominio IHY 141- salió de su casa con la intención de dirigirse a la estación de servicio. Ella es oriunda de Sierra Grande pero reside desde hace varios años en Kilómetro 5. Iba sin acompañantes ya que había dejado a su bebé de pocos meses al cuidado de sus padres que se encuentran de visita en esta ciudad.
En tanto el Chevrolet Corsa -patente EXN 340- era comandado por Maximiliano Ezequiel Batiffora (25), quien iba junto a una joven. Había salido desde la zona céntrica e iba en sentido a Kilómetro 8.
La conductora del Gol circulaba a baja velocidad cuando recibió el violento impacto en el guardabarros delantero izquierdo. Al parecer, el conductor del Corsa no advirtió la presencia del otro rodado y no tuvo tiempo de esquivarlo ni de frenar.
El choque fue de tal magnitud que los vehículos se desplazaron varios metros hasta quedar en el playón de la estación, a unos siete metros de los surtidores. Como consecuencia del choque, Carrizo quedó con las piernas atrapadas y tuvo que concurrir la unidad de rescate del Cuartel Central de Bomberos.
Algunos de los voluntarios se dirigieron hasta el lugar del accidente en sus vehículos particulares. Con las pinzas extensoras cortaron los hierros retorcidos y liberaron a la mujer que estaba inconsciente recostada sobre las dos butacas delanteras.
Las primeras informaciones indicaban que la conductora tenía golpes internos y fue trasladada en una ambulancia hasta el centro asistencial. Luego se confirmó que a raíz de los traumatismos en la cabeza se encuentra en coma inducido.
SIN CINTURON
El conductor del Corsa iba sin el cinturón de seguridad y acusó importantes golpes en la cabeza, cuello, pecho y piernas al impactar contra el parabrisas y el volante. Batiffora fue sentado sobre una silla y asistido por un enfermero de los bomberos hasta que llegaron los médicos de la Hospital Regional.
Luego fue trasladado a bordo de una ambulancia. Se quejaba de los fuertes dolores internos en la zona del cuello y se presumía que podría haber sufrido algún tipo de fractura en la clavícula o costillas. Tenía además la cabeza y las piernas ensangrentadas.
En tanto, su acompañante salió ilesa debido a que llevaba puesto el cinturón de seguridad, precisaron fuentes oficiales.
Los inspectores municipales que actuaron en el accidente le practicaron el test de alcoholemia al conductor del Corsa y arrojó 0,38 gramos de alcohol por litro de sangre, es decir por debajo del límite máximo tolerado por la ley que es de 0,50.
Los vehículos fueron secuestrados y se dio intervención al Ministerio Público Fiscal dado la gravedad del choque.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico