Una mujer y su beba fueron atropelladas por delincuentes que escapaban de la policía

Una mujer y su beba de siete meses resultaron heridas al ser atropelladas por ladrones que escapaban de la policía en la localidad bonaerense de Billinghurst, y el esposo y padre de las víctimas pidió que el caso "no quede impune" y agradeció a un adolescente de 15 años que le practicó primeros auxilios a la niña "y le salvó la vida".

Ayer a la mañana, Juan Cruz, el adolescente que se acercó a ayudar a la beba, dijo que aprendió a realizar primeros auxilios con su padre, que es bombero y paramédico, y resaltó que lo mejor que le pasó fue haber escuchado llorar a la beba después de haberle practicado maniobras de RCP (reanimación cardiopulmonar).
Vanesa López (33), la mujer atropellada, aseguró desde su casa, donde se repone de las heridas, que "no tiene y no va a tener palabras para agradecerle" al joven que ayudó a su hija y que "siempre van a estar abiertas las puertas" de su casa para recibirlo.
El episodio causó gran conmoción pública a raíz de la divulgación de las imágenes que obtuvieron las cámaras de seguridad de la Municipalidad de San Martín, donde se observa el paso del auto cuando atropella a López y a su beba, llamada Mía, quienes salen despedidas por el aire tras el impacto.
Fuentes policiales aseguraron que el hecho ocurrió el martes a la tarde en la esquina de La Crujía y Eva Perón, en la localidad de Billinghurst, Partido de San Martín, cuando tres ladrones le robaron un Chevrolet Aveo a un hombre de 61 años que estaba frente a un comercio.
Ante esa situación, la víctima del robo pudo dar avisó al 911 y policías del Comando de Prevención Comunitaria (CPC) localizaron el vehículo por la avenida Bernabé Márquez, por lo que iniciaron una persecución.
Los asaltantes escaparon a toda velocidad y chocaron en la esquina de avenida Bernabé Márquez y Libertador General San Martín contra un Ford Taunus y luego atropellaron a una mujer y su beba cuando iban a cruzar la calle.
Las víctimas salieron despedidas por el aire y el vehículo con los delincuentes circuló unos metros más, pero volvieron a chocar en Bernabé Márquez y la calle 1° de Agosto contra una camioneta Citroên Berlingo y un Fiat Uno y detuvieron su marcha.
Los tres asaltantes descendieron del vehículo robado pero fueron inmediatamente detenidos por los policías que los venían persiguiendo.
Se trata de un menor de edad de 17 años y dos de 19, identificados por la Justicia como Miguel Ramírez (19) y Brian Ruiz Díaz (19), a quienes se les secuestró una pistola de juguete con la cual, se presume, habían amenazado al automovilista que le robaron el Aveo.
La mujer, en tanto, quedó tirada en el piso desvanecida, y la beba malherida a pocos metros de ella. Ambas fueron auxiliadas por quienes caminaban por el lugar y que inmediatamente llamaron a una ambulancia.
Juan Cruz, un aprendíz de bombero que circunstancialmente caminaba por allí junto a un primo y un amigo, fue quien llegó primero a auxiliar a la beba, a quien encontró desvanecida.
"Estaba sin respirar, estaba dura, tenia un golpe en la frente, le puse una oreja en el pecho y me di cuenta que no respiraba. Puse mi remera abajo de la cabeza como si fuera una almohada y empecé a hacerle RCP", dijo el adolescente, quien se convirtió en "héroe".
"Yo pedía ayuda a los gritos pero nadie hacía nada. Hasta que en un momento apareció un patrullero y la subimos para llevarla a un hospital. Estuve unos tres minutos haciendo RCP hasta que empezó a respirar y se puso a llorar", agregó el joven.
"Se largóp a llorar en mis manos. Fue lo mejor que me pasó", finalizó Juan Cruz, quien sueña con "seguir los pasos" de su papá.
Diego, el marido de Roxana y padre de Mía, contó que su esposa había salido de su casa con sus cinco chicos, entre ellos la beba de siete meses, para comprar pañales en un comercio cercano.
"Iba con la beba en brazo y de la mano de mi otro nene de cuatro años, y al lado estaban los otros dos. La idea después era llevarlos a la plaza. En ese momento pasó un auto a toda velocidad y la atropelló. Los otros chicos se salvaron de casualidad", relató el hombre esta mañana a la prensa en la puerta del hospital Eva Perón, de San Martín, donde aún permanece internada la beba.
Entre lágrimas, el hombre agradeció al adolescente que "le salvó la vida" a su hija. "La tengo viva gracias a él. Por lo que me dijeron, mi hija había muerto y él la reanimó", dijo.
"A la beba la salvó una criatura, un cadete de bombero de 15 años, que le hizo resucitación y le salvó la vida. Gracias a esa criatura la tengo viva a mi hija. La beba no tiene ningún tipo de heridas, me dijeron los médicos", aclaró el hombre.
Sobre lo ocurrido, el padre de la víctima pidió "Justicia" y que "el caso no quede impune". "No los dejen libres porque son menores", agregó.
Fuentes policiales señalaron que los detenidos están a disposición del Fuero de Responsabilidad Juvenil de San Martín, a cargo de Marcelo Brocca.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico