Una nueva entrega de "Nacida", la saga juvenil de Florencia Bonelli

"La idea de escribir historias para adolescentes surgió cuando me di cuenta de cuánto me había ayudado a mí la astrología durante mis años juveniles, en especial porque me permitió conocerme y conocer a los demás", comenta Bonelli en una entrevista con Télam.

Con la astrología como hilo conductor, la escritora Florencia Bonelli en su nuevo libro "Nacida bajo el sol de Acuario" narra la historia de una adolescente criada en el seno de una familia donde la rigidez paterna y el rol desdibujado de la madre marcan su vida y desatan conflictos ligados a la bulimia y la prostitución.
"La lectura de la carta natal de Bianca -regalo de cumpleaños de Camila Pérez, su íntima amiga- la había asustado muchísimo porque le había revelado aspectos de sí misma que ella negaba, y también porque le había confirmado una sospecha: aquel 29 de enero de 1995, a las 7:25 de la mañana, cuando asomó la cabeza en la sala de parto, los astros se habían asegurado de que su vida nunca sería simple, ni fácil".
"La idea de escribir historias para adolescentes surgió cuando me di cuenta de cuánto me había ayudado a mí la astrología durante mis años juveniles, en especial porque me permitió conocerme y conocer a los demás", comenta Bonelli en una entrevista con Télam.
"Creo que ese fue el disparador para escribir esta serie que se llama 'Nacidas'. La carta astral es una herramienta que nos ayuda a transitar por la vida viendo con un poco más de claridad", asegura la ex contadora cordobesa que un día decidió vivir en un mundo de letras y dedicarse a perfilar historias de romanticismo.
La escritora cuenta que estuvo asesorada por una astróloga para delinear a los protagonistas de su narración: la joven Bianca Rocamora; su padre, un bancario de clase media muy estricto y violento; una madre que debe guardar reposo por su nuevo embarazo, una hermana con problemas de bulimia que ejerce la prostitución y un puñado de hermanos pequeños a su cuidado.
Con este escenario, Bianca debe enfrentar el temor de confesarle a sus padres que ella guarda una pasión: el canto lírico y que para pagar sus clases trabaja en un bar nocturno.
En una de sus clases de canto, se cruza con Sebastián, un joven atractivo -leonino de ley- que, después de algunas idas y vueltas, la protegerá y guiará en todos los momentos difíciles por lo que tendrá que atravesar la protagonista de Bonelli.
Con la libertad a flor de piel de los acuarianos, Bianca le pide a Sebastián que no la asfixie con sus celos y sobreprotección: le pide que intenten no lastimarse y afrontar de la mejor manera posible todos los males que tienen que manejar en el alrededor.
Bonelli, que fue una de las primeras en utilizar las redes sociales a su favor, confiesa que sigue manteniendo un contacto fluido con sus lectoras a través de la web: "la relación con mis seguidoras es una fuente de alegría y energía para mí. Y como siempre digo, es una de las cosas más hermosas que me han regalado mis libros".
Ante la pregunta acerca de la opinión que le merece la movida de escritoras de romántica que de alguna manera generó con sus trabajos y que ahora tienen un espacio importante ya sea en la Feria del Libro, encuentros y festivales, la escritora responde que "es muy gratificante y me hace feliz ver cómo el género crece, se expande. Años atrás era una utopía pensar que las autoras de romántica tendríamos un lugar entre los protagonistas de la Feria del Libro. El sueño se hizo realidad", finaliza la autora de la saga "Caballo de fuego".




La novela de Bonelli presenta un mundo regido por la astrología.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico