Una nueva movilización para que no cierre Canal 9

Trabajadores del canal contaron con la solidaridad de referentes de varias organizaciones que estuvieron presentes para acompañarlos en su cruzada para que la cincuentenaria emisora no cierre sus puertas.

Desde la sede de Canal 9 y hasta el centro fue el circuito que hicieron los trabajadores de esa emisora televisiva en la segunda jornada de alerta y movilización en el marco de la retención de servicios. Si bien les han pagado una parte de los sueldos adeudados, todavía queda pendiente la regularización total con el abono del aguinaldo.
Al igual que el martes, a los trabajadores del canal con 52 años de trayectoria los acompañó un buen grupo de organizaciones sindicales, partidos políticos de izquierda, universitarios, estatales y centros de jubilados. Pero los trabajadores valoraron al televidente.
"El televidente es la gente que está hoy acá, es la que no quiere que se cierre un medio de información", manifestó Adolfo Morales, periodista movilero de Canal 9 y también conductor de televisión y radio.
"Nosotros no estamos como trabajadores interesados en el fuego cruzado que pueden tener empresarios y políticos que gobiernan y demás. Nosotros estamos interesados en que esta fuente laboral se mantenga, interesados en que podamos seguir trabajar y vencer así la indiferencia y el miedo que atan a muchos trabajadores", explicó.
"Tenemos que decir la verdad y hoy la verdad es que el canal está en una situación muy complicada, pero toda la gente le pone fuerza y garra para salir adelante", añadió. Así recordó que durante la movilización del martes notaron el acompañamiento de la gente desde las paradas de colectivos y comercios con el aplauso.

52 AÑOS
"Eso es lo que queremos: generar empatía, que venga la gente, que haga suyo esto; porque un medio de comunicación no se puede terminar de un día para el otro. Los grandes medios tienen alcance, pero no te enteras nada de lo que pasa en tu ciudad; por eso es importante Canal 9", describió.
Los trabajadores y el SAT informaron que hay un depósito realizado, aunque no cubre las expectativas. Si bien paga parte de los sueldos atrasados y algunos aguinaldos, la retención de servicios se mantiene hasta tener canceladas todas las deudas. El noticiero no se emite por esto en ninguna de sus ediciones.
La gerencia a cargo de Daniel Fasciglione les comunicó a los más de 60 trabajadores que Protel iba a cerrar. Esto dejaba a todos ellos en la incertidumbre de sus puestos laborales, en un conflicto que además arrastra el destrato con los sueldos adeudados, pagados fuera de tiempo y forma.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico