Una pareja comodorense fue detenida como sospechosa de robar en Sarmiento

Un joven y su novia llegaron el domingo a Sarmiento y el lunes por la noche fueron detenidos como sospechosos de haber robado horas antes electrodomésticos, joyas y otros elementos de un domicilio céntrico. En la audiencia de formalización de la investigación la pareja ayer fue imputada por robo simple y fijaron domicilio en Comodoro Rivadavia.

El robo que se le imputa a la pareja se registró entre las 10:30 y las 11 del lunes cuando los propietarios que se desempeñan como comerciantes estaban ausentes de su domicilio. En ese lapso ladrones barretearon la puerta principal del domicilio de la calle Rivadavia al 200 de Sarmiento. Los delincuentes revolvieron todos los rincones de la casa y se alzaron con seis camperas de abrigo de primera marca, remeras, una notebook, una cámara digital profesional, tres teléfonos celulares de alta gama, perfumes de mujer, un juego de azar, joyas y otros elementos.
Los damnificados al descubrir el robo radicaron la denuncia en la comisaría y así tomo intervención la División Policial de Investigaciones (DPI). El jefe de esa división, oficial principal Emanuel Morales, destacó ante El Patagónico la colaboración y predisposición de los vecinos que fue fundamental para aportar datos sobre los sospechosos. Con esa información sumada a una aplicación que tenía uno de los teléfonos celulares sustraídos se identificó a los presuntos autores.
Se trata de una pareja oriunda de Comodoro Rivadavia, identificada como Mariano Gastón Figueroa (18) y Diana Micaela Altamirano (21). Así, la fiscal Laura Castagno y la funcionaria Marisol Sandoval solicitaron una orden de allanamiento en el domicilio de un tío del joven, ubicado sobre calle subcomisario Morales y 25 de Mayo. El juez penal Roberto Casal autorizó la medida que se inició cerca de las 18 del lunes y finalizó a las 23 de ese mismo día.
Los investigadores secuestraron los elementos denunciados como robados, y además se advirtió que existían otros elementos no denunciados. Por ello, se pidió una ampliación de la orden judicial que incluyó la detención de la pareja. Además se constató que Altamirano tenía orden de captura desde 2014 por la Oficina Judicial de Comodoro Rivadavia. La juez Daniela Arcuri le dictó dicha captura por haber estado involucrada en un hurto.

DEL ROCA Y EL ABASOLO
Durante la mañana de ayer se desarrolló la audiencia de control judicial y formalización de la investigación, donde la pareja fue imputada como coautores del delito de robo simple.
Allí se conoció que los jóvenes habían llegado el domingo a esa ciudad y se hospedaban en la casa de un familiar.
La fiscal requirió la prisión preventiva, pero el magistrado la denegó al entender que se trataba de un robo que tiene una pena máxima de seis meses, y que no se cumplían los riesgos procesales de fuga y entorpecimiento de la causa.
Ante el juez, Figueroa fijó domicilio en el barrio Máximo Abásolo de Comodoro Rivadavia y su novia en el barrio Roca. Ambos se comprometieron a regresar a esta ciudad tras la audiencia.
Mientras, el jefe de la DPI sarmientina recalcó el trabajo de campo realizado por el personal a su cargo y la colaboración del personal de la comisaría local. "Todo trabajo en conjunto da mayores resultados. En este como en muchos casos la practicidad es fundamental a la hora de agilizar diligencia y acortas lapsos de tiempo", destacó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico