Una pareja en estado de "Ultimátum" en las noches de la Televisión Pública

Luego de una discusión que arruina las vacaciones familiares, sus hijos intiman al matrimonio mientras se mudan temporalmente con sus abuelos y le otorgan a la pareja la chance de diez días a solas para decidir si permanecen juntos, o finalmente se separan.

"Ultimátum", comedia romántica de Bastiana Films, género poco visitado por la pantalla nacional estrena hoy a las 22:30 por la Televisión Pública la historia de amor de una pareja de 15 años de historia con dos hijos adolescentes a cuestas, protagonizada por Fernán Mirás y Julieta Cardinali, con dirección de Jorge Bechara y guión de Andrés Rapoport.
"Ultimátum, diez días para recuperar el amor. O no", tal el título completo, sintetiza la propuesta dramática de la historia: luego de una discusión que arruina las vacaciones familiares, sus hijos los intiman, mientras ellos se mudan temporalmente con sus abuelos (Hugo Arana y María Rosa Fugazot) le otorgan a la pareja la chance de 10 días a solas para decidir si permanecen juntos, o finalmente se separan.
"Los dos estuvimos durante meses encerrados ensayando antes de largarnos a grabar junto al resto del elenco, se generó una clima tan especial entre nosotros, una complicidad real", afirma Mirás, en una charla con Télam, en un barcito, mientras Cardinali pide leche descremada para cortar su café.
"Complicidad" resulta la palabra más cercana para describir la dinámica entre los dos actores, algunos pueden llamarlo "química", un elemento vital a la hora de construir la narrativa de una "sitcom" que completa su elenco con Maite Lanata, Juan Ignacio Martínez, Silvina Luna, Fabián Mazzei, Nacho Toselli, Laura Paredes, Sebastián Kiznar, Abian Vanstein y Miguel Jordán.
-T: ¿Qué es lo que más los sedujo de sus respectivas criaturas?
-FM: Básicamente, me atrajo la posibilidad de mostrar las características y los vaivenes del vínculo amoroso según pasan los años, ellos conforman una pareja donde sin querer se va instalando la discusión, la pelea como modo de comunicación entre ellos, pero ni se dan cuenta, algo que no sucede nunca (risas). Igual, los dos por más que se enfrenten y peleen, hay algo del orden del amor presente en sus interacciones.
-JC: El juego de los opuestos es muy placentero para actuar, él es Gastón, un ser muy estructurado y yo encarno a Vero una desbolada casi impune en su desorden, a quien no le gusta mucho hablar sobre lo que está pasando, los libros nos dieron una gran oportunidad para interpretar.
-FM:(Interrumpe) fue tanta la química, que una vez cumplido nuestro tiempo de ensayos a solas cuando llegaron Arana y Fugazot (los abuelos en la tira) nos vivíamos tentando durante las escenas y debíamos cortar para volver a grabar, nos querían matar.
-T:¿Es una comedia sobre el fantasma del tiempo libre en una relación de largo aliento?
-JC: (Risas) Tal cual, lo que pasa es que esta pareja jamás estuvo a solas, sin los chicos, ya que se casaron embarazados, entonces tener días libres para intentar revivir la pasión los lleva a intentar cualquier cosa hasta meter un tercero en la relación.
-FM: Creo que los dos en el fondo saben que la solución no pasa por allí, pero existe algo muy vital entre ambos y su modo de intentar luchar para seguir juntos.
-T: ¿Como ven la ficción en la televisión de hoy?
-JC: Hay demasiadas latas, un hecho que le saca mucho trabajo a los actores nacionales.
-FM: La percibo como si hubiera cierto desconcierto de hacia dónde dirigir el rumbo de la programación, es una suerte haber realizado "Ultimátum", donde pudimos trabajar como si produjéramos cine.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico