Una pasajera denunció que un auxiliar de abordo la acosó y que la manoseó

Marisa, una pasajera de un micro de Andesmar, relató que además de padecer 14 horas de viaje entre Comodoro Rivadavia y Puerto Madryn, a causa de la nieve y del estado de la Ruta 3, sufrió el acoso de un auxiliar de abordo que incluso le tocó una pierna. "Me manoseó, venía totalmente desbordado", describió. Ayer un representante de la empresa dijo que se iban a adoptar "medidas ejemplificadoras".

Marisa, una pasajera que viajó a través de la empresa Andesmar, denunció públicamente que un auxiliar abordo la manoseó en el trayecto entre Comodoro Rivadavia y Puerto Madryn. Fue en medio de un viaje que duró 14 horas –en lugar de seis o siete- debido a las inclemencias y al estado de la ruta Nacional 3.
En su perfil de la red social Facebook, Marisa expuso públicamente: "el viaje de horror que duró desde las 15:30 de un día hasta las 5 del otro". Y también manifestó su denuncia a través de medios radiales de Puerto Madryn.
La mujer dijo que un auxiliar abordo "me manoseó, venía totalmente desbordado no sé si alcohol o drogas. Se peleó con un pasajero, nos faltó el respeto a los seis únicos pasajeros que veníamos en ese viaje. Todo el tiempo hablando guarangadas, diciéndonos que él no tenía la obligación de servirnos".
La mujer comentó que el auxiliar abordo les repetía "¿para qué habíamos subido en Comodoro si estábamos disconformes?, que el baño era para los líquidos, pero que si él quería cagaba en una bolsa y lo tiraba afuera, y todo tipo de amenazas a nosotros".
Marisa agradeció la ayuda de un hombre mayor que volvía a Guaymallén, Mendoza -después de pasar el cumpleaños con su nieto-, y a dos jóvenes que volvían a Corrientes y que estuvieron a su lado luego del acoso e intervinieron para que el auxiliar abordo cesara con sus abusos contra la mujer.
"El desgraciado se acercaba a cada rato ofreciéndome un café, no las disculpas del caso", agregó Marisa.
"Los choferes no me querían dar el nombre, hasta que dije que iba a poner abogado porque este manoseo no lo iba a dejar pasar", indicó.
Una vez que terminó el viaje, Marisa fue al local de la empresa Andesmar en Puerto Madryn donde afirmó haber llenado un libro de quejas "por un manoseo hacia mi cuerpo". Allí le dieron un número 0810 para llamar.
La mujer señaló que intentó comunicarse por alrededor de una hora y nadie le contestaba. "No voy a permitir bajo ningún punto de vista el manoseo hacia mi persona, ni ninguna otra mujer", advirtió frente a la situación que le tocó padecer.

MEDIDAS

Después de conocerse públicamente el caso, el gerente regional de la empresa, Guillermo Flores, aseguró ante LU17 de Puerto Madryn que "la verdad es un hecho lamentable y totalmente repudiable". Además comentó que la declaración de la pasajera es "contundente".
Para la empresa el auxiliar de abordo "no se comportó, bajo ningún tipo de vista, en función de lo que la empresa estipula". Flores contó que "tuve la oportunidad de hablar con la señora Marisa para trasmitirle mi total repudio, transmitirle las acciones que le empresa está llevando a cabo".
El administrador aclaró "que no quepa la menor duda que vamos a tomar medidas ejemplificadoras".
Marisa agradeció la llamada del gerente de la empresa y dijo que piensa que de ahora en más "se tomarán los recaudos para que no vuelva a suceder esto".
De todos modos, "el susto, el momento desagradable, la impotencia y la sorpresa no me la saca nadie".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico