Una potente bomba sacudió Estambul y dejó 5 heridos

Turquía se encuentra en alerta máxima desde que más de un centenar de personas murieran en octubre en un doble atentado suicida en Ankara, la capital del país, atribuido por el gobierno al grupo Estado Islámico (EI).

La bomba fue dejada a un costado de la autopista, según dijo el alcalde del distrito de Bayrampasa, Atilla Aydiner, a medios loc3ales, y agregó que cinco personas resultaron heridas.
El estallido provocó algunos trastornos en el servicio del subte y el cierre de calles adyacentes, además de desatar temores por la seguridad en la gran ciudad de dos continentes, con una parte en Europa y otra en Asia.
Turquía se encuentra en alerta máxima desde que más de un centenar de personas murieran en octubre en un doble atentado suicida en Ankara, la capital del país, atribuido por el gobierno al grupo Estado Islámico (EI).
Tres meses antes, en julio, otro atentado similar dejó 33 muertos en una ciudad cercana a la frontera con Siria, donde actúa el EI. Ese ataque provocó además la reanudación del conflicto de décadas con la guerrilla separatista kurda que opera en el sureste del país, que responsabilizó al gobierno turco del atentado.
La explosión de ayer ocurrió justo a la hora en que la gente sale de sus trabajos y regresa a su casa en transporte público, dijo Aydiner.
Con anterioridad, el gobernador de Estambul, Vasip Sahin, había asegurado que solo una persona había resultado herida y que se desconocían las causas de la explosión.
El servicio de metro en Estambul se suspendió brevemente después de la explosión, que provocó algunas escenas de pánico, y también se cortaron las carreteras adyacentes al lugar de la deflagración.
La detonación afectó a un convoy del metro que circulaba por la superficie y se evacuó a los pasajeros de un vagón en el que algunos cristales se rompieron, según el diario local Yeni Safak, citado por la agencia de noticias EFE.
La agencia de noticias privada turca Dogan, afirmó que se trató de una bomba de racimo y difundió imágenes de cámaras de seguridad que captaron el momento de la explosión, que se ve como un despliegue de fuegos artificiales en el cielo nocturno.

TAMBIEN EN BULGARIA
La policía búlgara debió evacuar una de las terminales del aeropuerto de ese país europeo tras hallar objetos sospechosos en una camioneta estacionada cerca del edificio, según indicó el ministerio del Interior.
"Han descubierto un vehículo cargado con un dispositivo explosivo en la terminal 1. Los servicios especiales continúan su trabajo", señaló Daniela Veleva, representante del servicio de prensa del aeropuerto citada por las agencias TASS y RIA Novosti.
Medios de comunicación locales señalaron que el artefacto se ubicó en un automóvil con matrícula belga, que el conductor arribó en la madrugada local a la terminal aérea y que se alejó de las instalaciones unas cuatro horas después sin llevarse su camioneta.
Especialistas en el manejo de explosivos, ayudados de un robot, ya retiraron el paquete donde sospechaban que se encontraba la bomba.
La policía búlgara había evacuado previamente una parte de la Terminal del aeropuerto mientras se procedía a comprobar las maletas que había en la furgoneta.
El hecho se produce en momentos de extrema alerta en Europa ante las amenazas de nuevos ataques por parte del grupo islamista radical Estado Islámico (EI) y luego que la semana pasada, Bruselas estuviera virtualmente paralizada durante 72 horas por la amenaza de un atentado inminente.
Este estado de excepción se dictó tras los ataques del 13 de noviembre en París que dejaron un saldo de 130 muertos y cientos de heridos.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico