"Una rebelión contra los narcos"

Mario Das Neves consideró que la expansión del narcotráfico constituye "una verdadera invasión bélica y mortal, que quiere ganar todas las batallas. Desde las más invisibles hasta las que dejan sus huellas y muertos en las calles. No es verdad que no sepamos quiénes son. Sabemos quiénes son", enfatizó al referirse a los narcos, de quienes afirmó: "en la mayoría de las comunidades sus rostros y nombres no pueden mantenerse ocultos".
El titular del Ejecutivo provincial advirtió: "no tenemos temor a esta lucha que parece desigual". Sostuvo que la droga "se vende como pan caliente en todos los lugares" y vinculó la actividad del narcotraficante con "inevitables hechos de violencia, pérdida de vidas, participación en las guerras de países vulnerables, tráfico de armas, trata de mujeres y secuestros extorsivos".
Das Neves diferenció a quienes consumen estupefacientes de quienes los producen y venden, y afirmó: "es un error pensar en enfrentar el flagelo pensando que distingue clases sociales" porque "la droga está en todos lados y no distingue clases sociales", remarcó.

FALSOS PAPA NOEL

En un tramo de su discurso, el gobernador brindó una didáctica descripción de un narcotraficante, y así señaló que se trata de una persona que, a partir de su actividad ilícita, comienza a efectuar un proceso de blanqueo, que incluye bienes, dinero y su figura ante la sociedad.
Primero, explicó Das Neves, comienza con la actividad ilícita. Cuando empieza a acumular recursos comienza con la compra de empresas, para blanquear dinero. Luego esas firmas son usadas como una especie de "escudo" para encubrir su actividad ilegal. "Y por último viene la etapa del blanqueo de su figura ante la sociedad que integran", graficó.
"Parecen grandes señores, que hacen donaciones a clubes, entidades vecinales e instituciones de la comunidad, con lo cual pretenden blanquear su posición ante la sociedad. Y hasta aparecen disfrazados de Papá Noel repartiendo juguetes en los barrios más humildes", concluyó en su descripción.
En ese contexto, elogió a las autoridades de la empresa Aluar que desligaron contractualmente a una firma de estiba "cuya propiedad es de una persona, que se encuentra procesada por almacenamiento agravado de 110 kilogramos de cocaína encontrados en la planta de Poseidón hace unos años", recordó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico