Una red narco recibía al menos 300 llamados por día en uno de sus "kioscos"

En los procedimientos, fueron detenidos nueve hombres y cuatro mujeres, y se secuestraron cerca de 200.000 pesos en efectivo, droga, diez vehículos y diez armas de fuego, informaron fuentes policiales y judiciales.Una investigación sobre una red de narcotraficantes que fueron detenidos en la ciudad bonaerense de Mar del Plata permitió establecer a través de un novedoso software que sólo uno de los puestos de expendio de droga recibía al menos 300 llamadas diarias de consumidores y que la banda recaudaba alrededor de 50.000 pesos diarios. En los procedimientos, llevados a cabo el viernes pasadas las 18, fueron detenidos nueve hombres y cuatro mujeres, y se secuestraron cerca de 200.000 pesos en efectivo, droga, diez vehículos y diez armas de fuego, informaron fuentes policiales y judiciales. El operativo constó de 20 allanamientos simultáneos en distintos puntos de la ciudad de Mar del Plata realizados por efectivos de la policía provincial, con el apoyo del Cuerpo de Ayudantía Técnica a la Instrucción (CATI), la Policía Federal Argentina y la Fiscalía de Drogas. La investigación permitió establecer que los detenidos, juntos con otras tres personas que ya están identificadas pero ayer continuaban prófugas, podían recaudar entre 40.000 y 50.000 pesos diarios. La banda se dedicaba principalmente a la venta de cocaína con la modalidad "delivery", es decir que transportaban la droga hasta domicilios particulares y otros puntos fijos ya establecidos con los eventuales compradores, en la zona céntrica de Mar del Plata y en algunos barrios de la periferia de la ciudad. "Si bien se trata de una organización de `narcomenudeo` y no fueron secuestradas cantidades gigantes de droga, lo importante de la investigación es que pone de manifiesto el impacto que cada 'kiosco' tiene en la sociedad", manifestó a Télam el fiscal general del Departamento Judicial Mar del Plata, Fabián Fernández Garello. El funcionario se refería a la información que arrojó durante los cuatro meses de investigación previa un software de computación llamado I2 provisto por la Procuración General bonaerense, que permitió analizar un total de 200.000 entrecruzamientos telefónicos. Se trata de un programa informático utilizado anteriormente en una causa por licencias de conducir truchas en Mar del Plata, en la que fueron apresadas 23 personas, y ahora aplicado por primera vez en una causa de narcotráfico. "(El programa informático) nos ha permitido detectar y dimensionar dos escalones en los que nunca se focaliza: el del adicto y el del que le vende", aseguró Fernández Garello. Es que a raíz del uso del I2, los pesquisas pudieron observar el gran volumen de actividad que cada simple "kiosco" podía llegar a tener por jornada. "Es muy preocupante, algunos de ellos recibían hasta 300 llamados por día. El impacto es muy grande desde el punto de vista de la salud pública, pero también de la violencia social, porque los adictos muchas veces delinquen para conseguir más dinero o porque conducen vehículos y provocan accidentes", dijo el fiscal general. Las 13 personas detenidas hasta el momento, la mayoría de las cuales ya contaba con antecedentes por este mismo tipo de delitos, quedaron imputadas por "comercio agravado de estupefacientes" y "tenencia de armas".

Una investigación sobre una red de narcotraficantes que fueron detenidos en la ciudad bonaerense de Mar del Plata permitió establecer a través de un novedoso software que sólo uno de los puestos de expendio de droga recibía al menos 300 llamadas diarias de consumidores y que la banda recaudaba alrededor de 50.000 pesos diarios.
En los procedimientos, llevados a cabo el viernes pasadas las 18, fueron detenidos nueve hombres y cuatro mujeres, y se secuestraron cerca de 200.000 pesos en efectivo, droga, diez vehículos y diez armas de fuego, informaron fuentes policiales y judiciales.
El operativo constó de 20 allanamientos simultáneos en distintos puntos de la ciudad de Mar del Plata realizados por efectivos de la policía provincial, con el apoyo del Cuerpo de Ayudantía Técnica a la Instrucción (CATI), la Policía Federal Argentina y la Fiscalía de Drogas.
La investigación permitió establecer que los detenidos, juntos con otras tres personas que ya están identificadas pero ayer continuaban prófugas, podían recaudar entre 40.000 y 50.000 pesos diarios.
La banda se dedicaba principalmente a la venta de cocaína con la modalidad "delivery", es decir que transportaban la droga hasta domicilios particulares y otros puntos fijos ya establecidos con los eventuales compradores, en la zona céntrica de Mar del Plata y en algunos barrios de la periferia de la ciudad.
"Si bien se trata de una organización de `narcomenudeo` y no fueron secuestradas cantidades gigantes de droga, lo importante de la investigación es que pone de manifiesto el impacto que cada 'kiosco' tiene en la sociedad", manifestó a Télam el fiscal general del Departamento Judicial Mar del Plata, Fabián Fernández Garello.
El funcionario se refería a la información que arrojó durante los cuatro meses de investigación previa un software de computación llamado I2 provisto por la Procuración General bonaerense, que permitió analizar un total de 200.000 entrecruzamientos telefónicos.
Se trata de un programa informático utilizado anteriormente en una causa por licencias de conducir truchas en Mar del Plata, en la que fueron apresadas 23 personas, y ahora aplicado por primera vez en una causa de narcotráfico.
"(El programa informático) nos ha permitido detectar y dimensionar dos escalones en los que nunca se focaliza: el del adicto y el del que le vende", aseguró Fernández Garello.
Es que a raíz del uso del I2, los pesquisas pudieron observar el gran volumen de actividad que cada simple "kiosco" podía llegar a tener por jornada.
"Es muy preocupante, algunos de ellos recibían hasta 300 llamados por día. El impacto es muy grande desde el punto de vista de la salud pública, pero también de la violencia social, porque los adictos muchas veces delinquen para conseguir más dinero o porque conducen vehículos y provocan accidentes", dijo el fiscal general.
Las 13 personas detenidas hasta el momento, la mayoría de las cuales ya contaba con antecedentes por este mismo tipo de delitos, quedaron imputadas por "comercio agravado de estupefacientes" y "tenencia de armas".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico