Una universidad se ofrece para trazar el recorrido del teléfono de Santiago

El laboratorio de seguridad de telecomunicaciones (ComSec) de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) propuso para localizar el teléfono de Santiago Maldonado el uso de la técnica denominada triangulación fina para geolocalización, una tecnología disponible en la casa de estudios que a partir del análisis de metadatos disponibles en los operadores telefónicos, permite trazar el recorrido minuto a minuto de celulares.
"La antigua triangulación por celdas -que tiene más de 20 años y no permite trazabilidad ya que sólo localiza el celular en una área muy extensa- cuenta con un margen de error de kilómetros, mientras que el de esta tecnología de triangulación fina es de hasta 50 metros", destacó en diálogo con Télam Ariel Garbarz, director del laboratorio Comsec de la UTN.
Asimismo, subrayó que es una técnica que "no tiene costo alguno" porque está disponible en la UTN, que es una universidad nacional y la única en Argentina que la está desarrollando, y afirmó que hoy mismo puede ser utilizada por la Justicia para el caso de la desaparición de Maldonado.
La triangulación fina utiliza la tecnología vieja de celdas, sumada a la de sectores y la más importante que es la de coordenadas polares, explicó Garbarz.
"Para usar esas tres tecnologías y localizar con un margen de error de pocos metros, necesitamos los metadatos que están almacenados en la estación radiobase de la antena que tomó la llamada de 22 segundos al celular chileno de Santiago Maldonado", agregó.
En este punto, indicó que el joven desaparecido tenía dos celulares, uno chileno y otro argentino, que aún hoy se pueden triangular.
Esta última situación se puede dar en el caso de que el juez de la causa haya tenido "la precaución de ordenar a todos las compañías de celulares que preserven todos los metadatos", los cuales son indispensables para la triangulación fina.
"La llamada de 22 segundos al celular de Santiago al día siguiente de su desaparición forzada es suficiente para localizar a los culpables", afirmó el director del laboratorio.
Hasta el momento, -continuó- "para localizar a Santiago, están usando la vieja triangulación de celdas, con un margen de error de muchos kilómetros. Por eso no sirve para ver quién tenía el celular y a los posibles celulares alrededor de ese punto".
Por eso, propuso la implementación de esta técnica de triangulación fina, sobre la cual pueden obtener resultados en cuestión de horas a partir de los datos previamente solicitados por el juez a las telefónicas.
Para el proceso, los ingenieros del laboratorio deben ir a los sitios donde están las torres de antena, ver la inclinación, hacer unas mediciones con los instrumentos que ya tienen, y luego realizar unos cálculos en base a la estación radiobase.
Esta tecnología -que desarrolló Nextel en Estados Unidos y luego trajo a Argentina -es trabajada por los profesionales de la UTN durante los 20 años de vida que lleva el laboratorio ComSec.
"Es paradójico que en el país muy pocos juzgados federales conozcan a esta tecnología, cuando desde el laboratorio estamos en permanente intercambio de desarrollo de software sobre esta técnica con el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) y la Universidad de California", destacó Garbarz.
Asimismo, recalcó que "el FBI les pidió colaboración con esta tecnología para triangular terroristas".
En relación con la aplicación de esta técnica en casos en el país, Garbarz remarcó: "Con la triangulacion fina reconstruimos la escena del asesinato de Mariano Ferreyra con la fiscal Cristina Camaño y la jueza Wilma Lopez".
"Necesitamos que esta tecnología se difunda y los distintos ministerios de seguridad se ocupen de difundirla", resaltó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico