Unas 300 personas se presentaron a un llamado para cubrir cinco empleos

Cerca de 300 hombres y mujeres, desocupados o con empleos temporarios, respondieron ayer a la convocatoria que realizó una empresa de venta de telefonía celular para cubrir cinco puestos laborales. Las personas elegidas realizarán un trabajo part time de cuatro horas en distintos locales de la empresa.

La empresa Sim Móvil, representante de la firma Personal en Comodoro Rivadavia, puso un aviso el miércoles en la ventana de su local que se encuentra sobre San Martín 725. El letrero anunciaba: "Se busca vendedor/a. con o sin experiencia. Presentarse el jueves 27 a las 14 en este local". El aviso no fue publicado en los medios de comunicación pero rápidamente se viralizó a través de las redes sociales.
Así, muchas personas se presentaron desde una hora antes de la convocatoria para ser los primeros en entregar su solicitud y demostrar que estaban dispuestos a ser en uno de los cinco empleados que seleccionaría la empresa.
Con el correr de los minutos la convocatoria concentró a unas 300 personas que fueron entrevistadas por el gerente de ventas, Hugo Mas. La fila de interesados sobre la vereda de San Martín doblaba hasta la calle España.
En consecuencia, Mas decidió entrevistar grupos reducidos en lugar de hacer entrevistas individuales y explicó cuáles eran las características que se buscaba para cubrir los puestos laborales, la forma de trabajar y la cantidad de francos que tendría cada uno.
Asimismo, el gerente de ventas realizó preguntas al azar a los presentes como: "¿Qué significa ganar bien?", "¿Cuáles eran sus objetivos?", "¿de qué ciudad provenían?", entre otras.
"La cantidad de gente nos sorprendió pero eso también deja en evidencia que no hay trabajo en esta ciudad. Menos mal que solo se puso el cartel en el vidrio porque si no esto nos desbordaba totalmente. Lo malo de esto es que por ahí seleccionamos a diez con mucho potencial y de esos tenemos que elegir a cinco solamente", aseguró Mas.

NECESIDAD DE TRABAJAR

La convocatoria se extendió hasta las 16 cuando se retiró el último grupo de interesados, donde unas 300 personas dejaron su currículum vitae para aspirar a un puesto laboral.
Muchos jóvenes buscaban su primer empleo y otros apuntaban a tener una nueva fuente de ingreso.
La convocatoria se caracterizó por una gran cantidad de personas provenientes de otras localidades que llegaron a esta ciudad en busca de una mayor estabilidad económica que todavía no han conseguido.
"Ustedes tienen que tener en cuenta que no están vendiendo un teléfono sino que están vendiendo felicidad", sostuvo el gerente de ventas a los aspirantes. "Yo te vendo lo que quieras", "Si me contrastás, te pago el primer sueldo" o "A mí no me importa el franco, yo quiero laburar", fueron algunas de las respuestas de los aspirantes.
Las alrededor de 300 personas que pasaron por San Martín 725 se retiraron con la esperanza de recibir uno de los cinco llamados que iba a realizar la empresa ayer entre las 19 y las 21. "Nosotros vamos a llamar a las personas que nos llamó la atención. Si todo sale bien de esta experiencia, quizás podamos tomar más gente en un futuro", explicó Mas.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico