Unas 50 personas pidieron justicia por el asesinato de "Leito" Vidal

El domingo se cumplirá un mes del asesinato del habitante del barrio Moure, Angel Vidal, quien recibió un disparo en la cabeza el 19 de octubre y falleció al día siguiente. Sus familiares ayer volvieron a pedir justicia por el centro de la ciudad, ya que el supuesto homicida, Cristian “Piri” Alanis, se encuentra prófugo.

El 11 de noviembre, es decir hace siete días, Angel Leonardo Vidal hubiese cumplido 20 años, pero le arrebataron la vida cuando regresaba a su barriada. Y el domingo ya se cumple un mes del homicidio que aún continúa sin esclarecerse.
En ese doloroso contexto para la familia de "Leito" -como lo llamaban sus seres queridos- es que su madre Karina Gallardo realizó la nueva marcha por las calles céntricas. La concentración tuvo lugar a las 18 y minutos después unos cincuenta manifestantes caminaron por San Martín hasta Güemes, y regresaron al punto de encuentro por Rivadavia.
Los amigos de Vidal, simpatizantes del Club Huracán, se encargaron de acompañar los gritos de pedido de justicia con los sonidos de bombos y redoblantes. “Angelito está presente”, era unas de las frases que coreaban los jóvenes.
La madre de la víctima criticó ante este diario que el asesino “sigue prófugo, no hay novedades de nada y estamos en la misma, como empezamos". En los últimos días Karina se reunió con la fiscal del caso, Cecilia Codina, quien le manifestó que “no lo encuentran" al autor del disparo.
No obstante, "está la Brigada y la policía buscándolo, pero se lo tragó la tierra. Yo creo que no se fue en la ciudad, la familia vive en Comodoro y desaparecieron todos”, analizó la madre del joven abatido sobre la calle Marinero López y José Ortega.
En cuanto a la poca gente que la acompañó, Gallardo sostuvo: “cada marcha va a haber menos gente, la gente te acompaña la primera vez y después se queda. Es una lástima, pero yo voy a seguir así seamos tres. Voy a seguir marchando hasta que esto se aclare".
El viernes 11 de noviembre el joven cumplía años. Su madre describió: “fue un día muy difícil para todos. Eran seis hermanos y me quedan cinco”, lamentó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico