Uno de los denunciados cuenta con una condena por homicidio culposo

El ex Jefe de Operaciones del área de Seguridad, hoy denunciado por recibir dádivas para evitar controles, fue encontrado culpable por la muerte de Ángel Domínguez, un ciudadano atropellado por una camioneta de la Secretaría que conducía en pleno centro de la ciudad.

La muerte de Angel Domínguez se produjo el 18 de mayo del 2014, cuando el hombre fue atropellado por una camioneta de la secretaría de Seguridad del municipio.

Según la parte acusadora, el episodio se registró a las 5:34 de ese domingo sobre las calles San Martin y 9 de Julio. Juvenal Velázquez, jefe de operaciones de la Secretaría de Seguridad municipal, conducía una Volkswagen Amarok, acompañado por Luis Cortez y un tercer empleado. De acuerdo a la reconstrucción, el rodado se detuvo ante la pelea callejera que protagonizaban Domínguez y su ex yerno, Juan Carlos Espinoza.

Al encontrarse Domínguez tendido sobre la calle, Velásquez movió el rodado no prestando la debida atención, avanzó y atropelló a la víctima provocándole una gran presión sobre sus costillas. La maniobra fue observada por Cortez, quien efectuó desesperadas señas a su compañero para que retrocediera el vehículo.

Para la acusadora pública, Cortez no notificó en ningún momento sobre el hecho a la autoridad policial, razón por la cual consideró que con ello ayudó a Velásquez a eludir la Justica.

Domínguez falleció como consecuencia de un paro cardiorrespiratorio traumático producto de las graves lesiones sufridas al ser atropellado, aunque en un principio ese día trascendió que la causa de su muerte había sido una patada en el cráneo de su contrincante.

Más tarde sería la viuda de Domínguez quien denunciaría públicamente el ocultamiento al advertir en su cuerpo -mientras lo vestía para el velorio- que tenía marcadas huellas de neumáticos, lo cual no había sido advertido por el forense.

De esa forma, la fiscal Codina calificó el caso para el chofer de la Secretaría de Seguridad que conduce Carlos Marsó de "homicidio culposo agravado por la conducción imprudente de un vehículo".

Mientras tanto, Cortez fue imputado por el delito de encubrimiento por favorecimiento para sustraerse a la Justicia.

En el mes de abril del año pasado se presentó un acuerdo de juicio abreviado contra los dos empleados municipales. En esa oportunidad se hizo saber que el imputado Velazquez convino con la acusadora una pena de 3 años de prisión en suspenso, más siete años de inhabilitación para conducir y aceptó además la responsabilidad penal del hecho delictivo que se le atribuyó en la acusación.

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico