Uno de los grandes hitos de la Segunda Guerra Mundial


Desde mañana, estrenándose en simultáneo con las principales salas del país, se exhibe la supreproducción bélica de Christopher Nolan ("Memento") que narra uno de los episodios cruciales de la II Guerra Mundial. Mayo de 1940: cuatrocientos mil hombres, entre soldados del ejército británico y las tropas aliadas, están rodeados por el enemigo. Atrapados en la playa con el mar a sus espaldas, se enfrentan a una situación imposible en la que están encerrados. La historia transcurre por tierra, mar y aire. Los Spitfire de la RAF combaten en el cielo sobre el Canal para tratar de proteger a los indefensos hombres a sus pies. Mientras tanto, cientos de pequeñas embarcaciones tripuladas por militares y civiles organizan un rescate a la desesperada poniendo en riesgo sus vidas en una carrera contrarreloj para salvar, al menos, a una parte de su ejército.
En palabras de Nolan, lo que ocurrió en Dunkerque "es una de las mejores historias de la humanidad, la lucha definitiva a vida o muerte contra el tiempo. Fue una situación con un nivel de suspense extraordinario, esa es la verdad. Nuestro objetivo con esta película era lanzar al público a la acción siendo muy respetuosos con la historia, pero también con cierta intensidad y, por supuesto, una gran dosis de entretenimiento también".
La coproductora Emma Thomas añade: "'Dunkerque' es un gran espectáculo cinematográfico, pero también una historia muy humana y, en ese sentido, resulta universal. Chris quería colocar al espectador en el centro de la experiencia junto con los personajes, tanto si se trata de los soldados que están en la playa como de los pilotos que están volando, o los civiles de los barcos".
Esta extraordinaria historia real fascinaba a Nolan desde hacía varios años, "y tenía muchas ganas de contarla desde hacía tiempo", confiesa. "Al igual que la mayoría de los británicos, crecí con el mito de la evacuación de Dunkerque y la victoria que lograron arrancar de las garras de la derrota. Es un elemento muy importante de nuestra cultura. Forma parte de nosotros".

ENCERRADOS
La historia comenzó cuando la Fuerza Expedicionaria Británica, junto con tropas francesas, belgas y canadienses, se vio obligada a retroceder hasta las playas de Dunkerque. Aunque su hogar estaba a poco más de 40 kilómetros, no era fácil llegar. La poco profunda playa impedía a los barcos de la armada británica rescatarlos. Pero había una esperanza: hacer un llamamiento para que en su ayuda acudiera, desde la costa sur de Inglaterra, una flotilla de "barquitos" no militares para llevar a esos hombres a casa, en la denominada Operación Dynamo.
El asesor histórico del film, Joshua Levine, autor del libro "Forgotten Voices of Dunkirk", enfatiza que la evacuación de 1940 es mucho más que una historia de los británicos. "Fue un acontecimiento impresionante que sigue teniendo relevancia internacional. Todo lo que se celebra en torno a la Segunda Guerra Mundial no se habría producido sin el acontecimiento de Dunkerque. Fue increíblemente importante. Si el ejército británico hubiera sido aniquilado o hecho prisionero, probablemente el país se habría rendido y viviríamos en un mundo muy diferente. Para mí, Dunkerque tiene que ver con conservar la libertad. Cuando esos barcos se pusieron en marcha, el mundo todavía tenía una oportunidad".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico