Uno de los imputados por el asalto a la casa de un funcionario judicial seguirá internado en el COSE

Por pedido de la Fiscalía, el juez Daniel Pérez resolvió mantener la medida de alojamiento en el Centro de Orientación Socio Educativa de Trelew para el menor de edad implicado en el robo armado a la familia del director de la Oficina Judicial de Sarmiento. El joven permanecerá internado hasta el 19 de mayo.

La audiencia de revisión de la medida de coerción que cumple el adolescente, de 17 años, se realizó ayer en Sarmiento y estuvo presidida por el juez penal Daniel Camilo Pérez. El menor de edad imputado participó mediante el sistema de videoconferencia desde la Oficina Judicial de Trelew y fue defendido por el abogado público Gustavo Oyarzún.
También asistió la abogada de la Asesoría de Menores, Gabriela Francisco.
La fiscal que entiende en la causa, Laura Castagno, requirió al magistrado que se mantenga la prisión preventiva impuesta el 15 de febrero por el término de tres meses. En ese plazo la acusadora estaría en condiciones de presentar la acusación pública.
Para dicho pedido la fiscal fundamentó que se mantiene el riesgo procesal del peligro de fuga, las características y gravedad del ilícito y la pena en expectativa que en caso de ser condenado sería de cumplimiento efectivo.
Además, Castagno informó que en la investigación judicial pudieron analizar imágenes de videos tomados por cámaras de seguridad, ubicadas en comercios cercanos al domicilio de la víctima. En esa tarea identificaron al imputado y a otros sospechosos cuando caminaban en dirección a la casa del funcionario judicial, instantes previos al asalto.
El reconocimiento positivo de las huellas dactilares y palmares halladas en uno de los elementos de los damnificados es otra de las pruebas que complican la situación del acusado. La fiscal agregó que el joven es investigado por otras tres causas judiciales de robo con arma de fuego. En esas investigaciones las víctimas identificaron mediante rueda de reconocimiento al adolescente.
A su turno, los representantes de la Defensoría Pública y la Asesoría de Menores no formularon objeciones a los pedidos fiscales. Luego el detenido relató que desarrolla actividades de aprendizaje en oficios de carpintería, herrería, panadería y construcción. También asiste al colegio en horario matutino y mantiene contacto telefónico a diario con su madre.
Con respecto a las condiciones de detención, el imputado afirmó que mantiene una buena relación con los cincos internos alojados en la institución y con los encargados de seguridad.
El magistrado consideró que la incorporación de nuevos elementos de convicción por parte de los investigadores se encontraba acreditada. Así ratificó la prorroga de mantenimiento de la medida de coerción en el Centro de Orientación Socio Educativa (COSE) hasta el 19 de mayo.

EL ASALTO
El robo investigado se registró a las 7:10 del sábado 13 de febrero cuando una banda de cuatro individuos irrumpió en el domicilio de Oscar Garcés, director de la Oficina Judicial, en el complejo 22 Viviendas del barrio Buzzo. Entraron por la puerta principal de la casa y uno de los ladrones se dirigió a la habitación matrimonial.
Con un arma de fuego, un individuo amenazó de muerte al funcionario judicial, a su esposa y al hijo menor de ambos. Les exigía la entrega de dinero, teléfonos celulares y elementos de valor. Las víctimas permanecieron todo el tiempo en la alcoba y escuchaban como revolvían y destruían objetos.
Al retirarse los agresores, el damnificado alertó a la policía y aportó la descripción de la vestimenta de uno de los sospechosos. Minutos después los efectivos detuvieron a uno de los sospechosos. Otro de los individuos fue aprehendido cuando caminaba por las calles del barrio Buzzo, trasladando un televisor de importantes dimensiones.
Las víctimas denunciaron que les fueron sustraídos un televisor LED de 42 pulgadas, una consola de videojuegos, un reproductor de DVD, una cartera de mujer color marrón claro, una billetera que contenía dinero y documentación de los integrantes del grupo familiar, y tres teléfonos celulares. La policía recuperó parte del botín.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico