"Uno me apuntaba con el revólver y el otro me manoteaba la caja"

Dos delincuentes ingresaron a la panadería "Facturity" de la avenida Rivadavia al 2.500, casi pasaje Triunvirato. Fue el domingo a las 21:30 y amenazaron con un arma a una de las empleadas del local para llevarse finalmente 200 pesos de la caja registradora. Además de que no hay alumbrado público en la cuadra, desde el local piden que circule más la Policía porque no se los ve en la zona.

Macarena, la empleada de la panadería "Facturity" –ubicada en Rivadavia y pasaje Triunvirato del barrio Las Flores- tuvo miedo el domingo a la noche de que uno de los delincuentes le disparara. Es que mientras cocinaba pan, dos jóvenes de unos 25 años ingresaron sobre las 21:30 y ni bien ella salió a atenderlos, uno de los delincuentes sacó el arma de fuego y la amenazó.
Mientras, el otro tomó la caja y sacó toda la plata que pudo: solo el cambio en efectivo, unos 200 pesos. "Me manoteó la caja", contó Macarena a El Patagónico.
La panadería muchas veces fue víctima de la delincuencia, pero hace tiempo que no ingresaban los delincuentes, tal vez porque últimamente solo había hombres en la cocina. Además, antes solo se despachaba la mercadería. Y las que lo hacían eran en su mayoría mujeres.
El domingo los delincuentes aprovecharon que Macarena estaba sola. Uno de los asaltantes estaba semi-tapado. "Uno estaba con un arma. Uno me apuntaba con el revólver y el otro me manoteaba la caja" graficó Macarena.
Los dos quedaron registrados en las cámaras de seguridad del local que ya ayer habían sido entregadas a la Brigada de Investigaciones.
"Ya me habían robado pero nunca con armas, sí con cuchillos" contó la joven.
Frente a la inseguridad en el sector, la víctima comentó que hace un mes sobre calle Araucarias asaltaron una feria. "Siempre lo mismo, no hacen nada" dijo la víctima con respecto al trabajo de prevención en la zona, el cual depende de la Seccional Cuarta. La empleada comentó que en la cuadra no se ven patrulleros por lo que reclaman mayor patrullaje.
Además, los empleados de la panadería reclamaron ante este diario la falta de alumbrado público en la cuadra, lo que les da ventajas a los delincuentes que se pierden rápidamente en el pasaje Triunvirato luego de cometer cualquier tipo de robo en la zona.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico