UOCRA cortó de manera intermitente acceso norte a Caleta por cinco horas

Un grupo de no más de 200 trabajadores desocupados de la construcción mantuvo ayer un corte intermitente en la Ruta 3. La medida de fuerza no alteró en gran medida el tránsito, pero fue efectiva para lograr una promesa de acelerar reactivación de obras públicas, entre ellas la autovía que unirá esta ciudad con Rada Tilly.

Caleta Olivia (agencia)
El piquete que se instaló en el acceso norte comenzó a las 8:30 y los manifestantes tenían previsto extenderlo hasta las 20, pero solo se extendió cinco horas luego de que se hiciera presente en el lugar el secretario de gobierno de municipio, José Luis Lacrouts.
Hasta ese momento, los cortes solo duraban 15 minutos, tras lo cual se permitía el paso sin restricciones de todo tipo de vehículos, mientras una reducida comisión de Gendarmería Nacional se limitaba a observar que no se produjera ningún tipo de incidentes.
Gran parte de los desocupados son ex trabajadores de la disuelta Austral Construcciones y otros fueron cesanteados en otras empresas.
Algunos de ellos reciben un subsidio mensual de 5 mil pesos, gestionado por la UOCRA ante el gobierno provincial, "pero es una suma insuficiente para mantener una familia y por ello los compañeros tratan de subsistir con changas", dijo uno de los principales referentes del gremio en la zona norte, Franco Barros.
El dirigente gremial indicó además que muchos sufren las penurias de la desocupación desde hace casi ocho meses y se vieron obligados a manifestarse en la ruta porque ningún funcionario de orden provincial y nacional respondía a sus requerimientos.
En ese punto recordó que si bien las citadas obras viales ya fueron licitadas, Vialidad Nacional se demora en confirmar la fecha de inicio de los trabajos y ello genera incertidumbre, sobre todo por la prolongada espera de reinserción laboral.

PROMESA DE FUNCIONARIO
De acuerdo a los dichos de Franco Barros, Lacrouts se hizo presente en el sitio del piquete alrededor de las 13 y les solicitó que lo levantaran hasta tanto surgieran novedades de una reunión que se llevará a cabo el viernes en Río Gallegos entre representantes de esta comuna, del gobierno provincial y de Vialidad Nacional, a la cual también se invitaría a dirigentes gremiales.
En ese encuentro podría definirse la fecha exacta de la reanudación de las obras y la cantidad de trabajadores que serán ocupados, con lo que se iría descomprimiendo el alto índice de desocupación en este rubro laboral.
Esta promesa, al margen de otros anuncios de obras que podría traer el intendente Facundo Prades desde Buenos Aires, hizo que los manifestantes aceptaran levantar la medida de fuerza y aguardar el resultado de esa reunión, pero advirtieron que de no surgir novedades volverán a la ruta.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico