UOCRA encabeza supervisiones en construcciones de esta ciudad

Referentes de UOCRA se constituyeron ayer en una construcción ubicada en la calle Rawson al 800, para corroborar las condiciones de trabajo de los obreros. Según se informó desde el propio sindicato, en el lugar se registrarían varias irregularidades, abarcando desde contrataciones en negro hasta el hecho de que varios trabajadores vivan en el lugar sin las condiciones mínimas de comodidad.

Así lo indicó Walter Godoy, secretario de Administración de la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (UOCRA), quien además agregó que la supervisión requirió el apoyo de Policía y personal de la Subsecretaría de Trabajo para corroborar las situaciones descriptas, dado que cuando los delegados gremiales se hicieron presentes los trabajadores impidieron el acceso a la locación, negándose además a abrir el portón de acceso.
La situación dio lugar a la interpretación gremial de que se trataba de obreros atemorizados, dando por cierto en su contacto con El Patagónico que el edificio que atraviesa el proceso de finalización de obra presentaba las irregularidades señaladas.
No obstante, según información a la que se tuvo acceso, el acta N° 6103 labrada por la Subsecretaría de Trabajo que lleva la firma de Adriana Morales, las únicas observaciones realizadas tuvieron que ver con la presencia de escombros en escaleras, falta de lockers para los obreros y la solicitud de colocación de barandas para seguridad laboral, con lo que la obra volvería a estar habilitada durante la jornada de hoy.

INTERNA GREMIAL
Mientras que el acta nada dice de situación irregular en la contratación, o situación de hacinamiento o condiciones precarias ante el eventual uso del lugar como vivienda, extraoficialmente se baraja que lo sucedido ayer sea reflejo de una interna gremial que tiene por foco puntual a algunas constructoras de la ciudad que mantienen contratos con personal no agremiado a UOCRA, sino al Sindicato Obreros Unidos de la Construcción Chubut (SOUCH), un gremio paralelo que encabeza el ex "dragón" Daniel Ojeda.
El mismo, que tiene personería jurídica desde julio pasado, llevaba más de dos años en ciernes dado que Ojeda pasó primero por las filas de Obreros Unidos, para luego intentar formalizar en la ciudad el SITRAIC (Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Construcción y Afines) bajo cuya confirmación mantiene la representación local como SOUCH.
Ya desde sus inicios Ojeda había planteado que "lo que nos da SITRAIC es la legalidad para poder avanzar, recuperar la reivindicación del obrero y más que nada la lucha de los 'Dragones'".
Además, con la obtención de la personería jurídica y el inicio de la campaña de afiliaciones, Ojeda había dicho que "para evitar enfrentamientos con UOCRA vamos a presentar un recurso de amparo en la Secretaría de Trabajo por cada obra que la gente pida intervención nuestra", dado que "tuvimos tres años de lucha para poder lograr este sindicato. La realidad nuestra es que el trabajador debe poder decidir en qué gremio quiere estar".
Mientras, el ex Dragón también había presentado ante PAE un listado de trabajadores con el objetivo de que sean empleados por la operadora, una acción que también anunció que replicaría en Petrominera, confirmando de este modo que el gremio busca tener el mismo alcance sobre ciudad y yacimientos que hoy detenta UOCRA, y que de hecho en base a esta última representación recibe fondos adicionales de los contratos petroleros.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico