UOCRA protestó frente al supermercado chino y el SOUCCh la acusa de romper la paz social

Trabajadores de la Unión Obrera de la Construcción se manifestaron ayer a la mañana frente a la obra en construcción de un supermercado chino en San Martín al 900, donde denuncian que se habilitaron los trabajos pese a una serie de irregularidades detectadas en una inspección. Vecinos se quejaron porque asustaron a niños de un jardín de infantes con bombas de estruendo. El SOUCCh asegura que hay operarios que trabajan en el lugar que pertenecen a su gremio y acusa a la UOCRA de romper la paz social firmada hace cuatro meses en la Unidad Regional de Policía.

Durante la mañana de ayer trabajadores de la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (UOCRA) se manifestaron frente a la obra en construcción del primer supermercado chino de Comodoro Rivadavia, en San Martín al 900. Protestaron con bombas de estruendos y cortaron la circulación de vehículos.
El secretario adjunto de ese gremio, Rubén Crespo, señaló que luego de la inspección de la semana pasada que la UOCRA realizó con la Secretaría de Trabajo se encontraron con una serie de "irregularidades" por lo que ayer a la mañana miembros del sindicato regresaron a la obra para "reactivar la medida de acción directa". Aseguró que hasta la fecha "no se respetaban los puntos que se les reclamó y la obra se dio de alta igual".
La UOCRA denuncia que se detectaron seis obreros extranjeros trabajando en forma irregular y sin ningún tipo de documentación.
El capataz de la obra, Carlos Alvarez, le comentó a este diario que los trabajadores han sido traídos de Buenos Aires, a quien se les paga comida y alojamiento además del sueldo por sus tareas. Además señaló que se han tomado a dos obreros locales.
Crespo denunció públicamente que desde el Sindicato de Obreros Unidos de la Construcción de Chubut (SOUCCh) "fogonean a estos empresarios ´truchos´". El dirigente agregó: "cuando se trata del SOUCCh habilitan la obra como pueden" y consideró: "es una falta de respeto la habilitación de una obra que no se debería haber habilitado".
Luego de cortar el tránsito en el lugar durante una hora, la movilización se levantó con el compromiso de que desde la empresa se tomarían trabajadores residentes en Comodoro Rivadavia, y que las reuniones para acordar esos ingresos debían realizarse en la UOCRA.

DENUNCIA
Daniel Ojeda, representante del SOUCCh, llegó hasta la Seccional Primera de Policía ayer a la mañana para acompañar al empresario chino y al capataz de la obra con el fin de denunciar los daños sufridos en la obra durante la protesta. También acusó a la UOCRA de romper la paz social firmada el 13 de mayo entre ambos gremios en la Unidad Regional de Policía.
"Estoy indignado por la forma en la que van. La obra está en orden, nunca estuvo clausurado. Hoy nos encontramos con la sorpresa de que llegan en patota porque ni siquiera llamarlo obreros. A mí me llama la atención que haya estado Marcial Paz (secretario de Trabajo), está bien, está intermediando, pero la empresa está bajo presión, si no no estaría acá haciendo la denuncia", afirmó Ojeda.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico