UOCRA Santa Cruz se va de la ruta y traslada su reclamo a Río Gallegos

Trabajadores de la empresa Austral Construcciones que hoy se apostaron sobre la Ruta Nacional N° 3 decidieron movilizarse este miércoles a la localidad de Río Gallegos para llevar adelante su reclamo. Luego de la intervención de la juez federal Marta Yáñez, resolvieron levantar las medidas. Por estas horas, el tránsito está totalmente liberado.

En horas de esta mañana arribó Gendarmería Nacional a la localidad de Caleta Olivia, por orden de la juez federal Marta Yáñez, para poder liberar el tránsito en la ruta 3 en el acceso norte a la localidad, tal como viene adelantando El Patagónico.

Por estas horas, la ruta se encuentra totalmente liberada al tránsito, luego de que los trabajadores -mediante asamblea previa- decidieran trasladar el reclamo a la localidad de Río Gallegos.

Según pudo confirmar la Agencia de este medio en Caleta Olivia, fue el mismo personas de Austral Construcciones quien trasladó al predio del obrador a los camiones que habían quedado abandonados a la vera de la ruta.

En este sentido, el delegado de UOCRA Santa Cruz, Cristian Salazar, expresó que mañana en horas del mediodía más de 300 personas se harán presentes en la localidad santacruceña para dar a conocer el reclamo que mantienen los 1.800 trabajadores por la falta de pago dos quincenas, aguinaldo y vacaciones.

"Se sumará la gente de Piedra Buena, El Calafate y la misma gente de (Río) Gallegos" adelantó y sostuvo que en la jornada de hoy "no hicimos ningún piquete, nos paramos a la veda de la ruta, la que hizo el piquete es la empresa Austral Construcciones. Nosotros ya nos retiramos y quedó Gendarmería con los vehículos de la empresa estacionado sobre la Ruta 3 y no aparece ningún responsable" denunció.

De la misma manera, desde la UOCRA Santa Cruz, manifestó que luego de la intervención de la juez federal Marta Yáñez, decidieron levantar las medidas de fuerza: "le planteamos la situación de que nosotros no estábamos cortando la ruta y estábamos a la veda del camino".

Ante los rumores que se dieron eco de que habían llegado 1.800 telegramas de despidos por parte de la empresa, Salazar negó rotundamente: "no llegó nada, hoy los trabajadores ninguno tiene un telegrama de despido".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico