UOCRA y SOUCCH firmaron una tregua en la Unidad Regional

Cinco heridos -cuatro obreros y un policía- fue el resultado del enfrentamiento que durante casi una hora mantuvieron sindicalistas de los dos gremios de la construcción. Hizo falta que la policía utilizara balas de goma para que no hubiera que lamentar peores consecuencias. Más tarde se firmó un acta acuerdo en la Unidad Regional, con la presencia de fiscales, donde las partes se comprometieron a garantizar "la paz social". No hay ningún detenido.

Poco después del mediodía, cuando el secretario general del Sindicato de Obreros Unidos de la Construcción de Chubut (SOUCCH), Daniel Ojeda, llegó a la Unidad Regional de Policía de Comodoro Rivadavia, comenzó a gestarse la tregua luego del enfrentamiento que dos horas antes habían mantenido con integrantes de la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (UOCRA) en la zona de la calle Pellegrini, entre San Martín y Sarmiento. A esa hora, Raúl Silva, secretario general de la UOCRA, ya estaba en la dependencia policial acompañado por Rubén Crespo, su adjunto.
Minutos después arribaron los fiscales Juan Carlos Caperochipi y Héctor Iturrioz, quien actuó de oficio en el enfrentamiento que comenzó poco antes de las 10 y que se extendió por casi una hora y que incluyó el cruce de pedradas y balas.
A la hora de garantizar la tregua también estuvieron el secretario de Trabajo de Chubut, Marcial Paz, y los jefes de la Unidad Regional y de la Seccional Primera, así como autoridades de la Secretaría de Seguridad municipal.

CONFLICTO ANUNCIADO
Lo cierto es que lo que ocurrió ayer se veía venir desde el miércoles, cuando la UOCRA decidió manifestarse frente a cinco obras de la constructora Espacio Urbano, tras el vencimiento de la conciliación obligatoria por el despido de dos trabajadores, una de las cuales se halla en Pellegrini al 900, a escasos 50 metros de la sede del SOUCCH, ubicada en Sarmiento al 400.
A partir de allí fueron constantes las amenazas cruzadas, que tuvieron un momento de quiebre el jueves alrededor de las 17, cuando al concluir su manifestación los integrantes de UOCRA arrojaran una bomba de estruendo en la puerta de la sede del SOUCCH. La explosión habría ocasionado la rotura de vidrios y de inmediato Ojeda lanzó una amenaza pública de que ayer los iban a "estar esperando".
Claro que la versión de la UOCRA fue distinta. Crespo aseguró que primero habían sido apedreados por el gremio paralelo y que ellos arrojaron la bomba de estruendo en mitad de calle como prevención mientras se retiraban.
Lo cierto es que en las últimas horas comerciantes y vecinos del sector manifestaron su malestar por sentirse rehenes.

CORRIDAS, DISPAROS
Y HERIDOS
La versión de la UOCRA, admitida por el SOUCCH, dice que ayer cuando los manifestantes llegaron a la obra fueron recibidos a pedradas, provocándoles heridas a tres obreros que responden a Silva. Esto hizo que manifestantes de UOCRA avanzaran hacia la sede de SOUCCH, robándoles una bandera que posteriormente exhibieron como trofeo de guerra.
De inmediato se hizo presente personal policial que intentó separar a los bandos. Fue en este marco donde el cabo Horacio Brandán, de la Seccional Primera, resultó herido luego de recibir una pedrada en la nuca por parte de integrantes del SOUCCH, según él mismo confirmó.
Minutos después de las 10, la esquina de Sarmiento y Pellegrini estaba cubierta de piedras, escombros y algunos perdigones de balas de goma que disparó la policía. A esa hora el tránsito fue cortado en Pellegrini, entre San Martín y Sarmiento, mientras comerciantes bajaban sus persianas y seguían los acontecimientos desde las ventanas.
El pánico y la angustia recordaron otros enfrentamientos de similar tenor ocurridos con "Los Dragones" (donde también estaba Ojeda) a comienzos de esta década, tanto en Rawson y Alsina como en Olavarría y Canadá.
Luego de unos minutos, más de 14 perdigones se podían contar en la zona y de a poco la situación se fue normalizando, mientras obreros que trabajaban en la obra del cerro Chenque bajaban por la ladera para seguir de cerca los acontecimientos.
La reunión en la Unidad Regional se extendió por más de una hora a puertas cerradas. Recién sobre el final se permitió el ingreso a los medios. Eran poco más de las 13 cuando se firmó un acta de compromiso para garantizar "la paz social", sobre todo teniendo en cuenta el amplio operativo policial que se deberá realizar en el marco de la final del Torneo Argentino C que el domingo disputará Jorge Newbery en su estadio. Se sabe que muchos de sus hinchas más caracterizados son afiliados a los gremios de la construcción.
A partir del convenio, UOCRA se comprometió a levantar el piquete en la Pellegrini, continuando su reclamo con Espacio Urbano por los carriles legales, luego de que se confirmara que la empresa presentó un recurso de amparo para poder seguir trabajando.
Por su parte SOUCCH garantizó no interferir en la atención de los afiliados de la obra social de UOCRA que se encuentra frente a su sede, y la Secretaria de Trabajo confirmó que actuará de oficio en cada una de las obras para garantizar los derechos de los trabajadores, pese a que venció la conciliación obligatoria.
Mientras tanto, los fiscales advirtieron sobre las consecuencias legales que tendrían los hechos y confirmó que avanzará en la investigación. Un apretón de manos –forzado- entre Silva y Ojeda fue el colofón de este bizarro nuevo capítulo de enfrentamientos entre gremios de la construcción.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico