UOM aceptó reducción de salarios en defensa de los puestos de trabajo

La empresa Lufkin retrotrajo los 78 despidos anunciados semanas atrás con la condición de reducción salarial hasta el mes de diciembre. Los trabajadores metalúrgicos aceptaron de forma unánime en defensa de los puestos de trabajo. De este modo se dejan atrás las capacitaciones y se retoma la tarea de forma normal.

Desde el 30 de marzo la amenaza de despidos y los telegramas sobre 78 trabajadores metalúrgicos mantienen en alerta y movilización a la Unión Obrera Metalúrgica, desde conciliación a toma de bases pasaron para poder culminar hoy la negociación con Lufkin, con el compromiso de dar un paso atrás en los despidos bajo la aceptación de una reducción salarial del 22 por ciento.

En asamblea y por votación unánime los metalúrgicos debieron optar entre "puestos de trabajo" y "baja en los ingresos", realidad que golpea a la cuenca que sigue sumergida en la crisis petrolera por la baja del barril. "Levantamos el reclamo, retrotrajeron los despidos va a haber una reducción salarial del 22 por ciento, pero no va a haber despidos hasta el 31 de diciembre", sintetizó el delegado de UOM Juan Linares en diálogo con El Patagónico.

El porcentaje de reducción en un ingreso promedio de entre 20 y 25 mil pesos, "según cada categoría y la antigüedad de cada trabajador puede alcanzar a un descuento de 4 mil pesos", reconoció Linares. Dicha reducción se concreta en concordancia con una reducción de horas de trabajo.

"Antes trabajábamos nueve horas diarias de lunes a viernes y ahora serán siete", detalló el delegado, y de este modo se logra que se reincorporen a las actividades los trabajadores que en medio de la paralización de la empresa permanecían realizando cursos y capacitaciones.

Con la firma del acuerdo entre las partes rubricado este mediodía en la delegación local de la Subsecretaría de Trabajo, Linares estimó que se terminarían los cursos este mismo viernes y el lunes "la totalidad de los compañeros estarán cumpliendo funciones en sus puestos de trabajo". La noticia llega con alivio para el sector se trata de un compromiso que se extiende hasta el mes de diciembre.

Mientras se espera en un corto plazo avanzar en la venta de equipos a Pan American Energy, como se realizó con YPF, con la posibilidad de recuperar horas de trabajo.

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico