Uranga fue imputado por homicidio en robo y estará detenido tres meses

Nahuel Oscar Uranga fue imputado por homicidio en ocasión de robo, delito que tiene una escala penal que va de los 10 a los 25 años de prisión. Ocurrió ayer durante el control de la detención. Se trata del sospechoso del crimen de Oscar Torrico, el albañil que fue apuñalado para robarle la mochila cuando el miércoles regresaba a su casa del barrio San Cayetano luego de su jornada laboral.

La audiencia de control de detención y apertura de la investigación contra Nahuel Oscar Uranga (23) se llevó a cabo ayer en la Oficina Judicial de Comodoro Rivadavia y fue presidida por la juez penal de turno, Mariel Suárez. El Ministerio Público Fiscal estuvo representado por la fiscal general Camila Banfi, mientras que el detenido recibió la asistencia técnica del defensor público Esteban Mantecón.
Se trata del detenido como sospechoso del asesinato que tuvo como víctima a Oscar Torrico (47), el albañil boliviano que fue apuñalado el miércoles a las 20:30 cuando regresaba de trabajar y se dirigía a su vivienda del barrio San Cayetano, ocasión en la que fue interceptado en Arigoni y 10 de Noviembre, con fines de robo.
En el acto de ayer la Fiscalía solicitó que se declare legal la detención de Uranga, atento a que había sido realizada con orden judicial. Al respecto, se debe aclarar que a partir de los elementos de convicción suficientes que le fueron brindados a la juez Suárez, al solicitarle el allanamiento y detención de Uranga, la magistrado valoró los fundamentos vertidos en el escrito e hizo lugar al procedimiento nocturno, lográndose la detención en la calle y el secuestro de numerosos elementos de prueba que deberán ser sometidos a distintas pericias.
Los allanamientos se realizaron en dos domicilios, de los cuales se secuestraron prendas con presuntas manchas de sangre; el cuchillo que se habría utilizado la mochila y el monedero de la víctima. Estos últimos elementos deberán ser reconocidos por los familiares de Torrico una vez que estén en condiciones anímicas de hacerlo.
Los testimonios de la persona que lo acompañaba y el de otros dos vecinos del barrio San Cayetano que presenciaron el robo también fueron aportados en la causa, aunque fue con una previa reserva de identidad.
El caso fue calificado como homicidio en ocasión de robo, en calidad de autor. Ello, en los términos del artículo 165 del Código Penal, el cual fija una escala penal que va de los 10 a los 25 años de prisión.
La parte acusadora solicitó un plazo de tres meses de prisión preventiva y para fundar esa medida cautelar se refirió a la gravedad del hecho, destacando que el imputado no se sujetó al proceso. También señaló que existen al menos tres testigos presenciales en los cuales podría influir para la obstaculización de la verdad.
Tras declararse legal la detención y dejar formalizada la apertura de la investigación preparatoria en contra de Uranga por el delito propuesta por la Fiscalía, la juez hizo lugar a los tres meses de prisión preventiva solicitados y fijó en el mismo plazo el tiempo de investigación.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico