Urbana presentó nuevos móviles y las cavas de la planta de tratamiento

El intendente Carlos Linares visitó ayer la planta de tratamiento de residuos sólidos urbanos que la empresa Urbana posee en el barrio Industrial. Allí fue recibido por el gerente de la firma, Levan Macharashvili, quien le enseñó el predio donde se enterrarán las balas recicladas de material orgánico.

Según relató el gerente de Urbana, Levan Macharshvili, la novedad es el módulo especialmente equipado para el trabajo en calle. Se trata de una batea que fue reacondicionada y se convirtió en un galpón móvil que es transportado por el camión que ahora se suma a la flota de Urbana junto a las ocho camionetas.
En el caso del galpón, explicó que "es para trabajar en equipos de contingencia y operativos mínimos para que la gente identifique los colores y sepa que ahí está trabajando Urbana. Lo que hicimos fue que el camión pueda llevar el galponcito con las escobas y todo el material para mover el recurso humano por otro lado".
En esta visita del jefe comunal, también se le mostró el predio donde se realiza la deposición final de todo el material orgánico que llega a la planta. El mismo es denominado "bala" y ayer se explicó cómo será el funcionamiento con siete balas de prueba. Explicó además Macharashvili que esta era una prueba que estaba pendiente "porque teníamos la planta en marcha y faltaba la disposición final en la cava porque tenemos una producción diaria de 182 toneladas y teníamos que ver también cómo se comportaba el suelo".
En cuanto al procedimiento técnico que se realiza, el gerente mencionó que las balas se van a tapar todos los días, ya que se generan un total de 160 por día, por lo cual se brindó garantías a los vecinos del sector que tenían alguna preocupación al respecto.
"Es lógico cuando se tape que no habrá gaviotas; habrá venteo y todo un diseño preparado a tal fin", dijo el gerente.
Lo cierto es que se pide a la gente que comience con el proceso de discriminación de residuos en el hogar porque "el mundo avanza en la separación de origen y para eso colocamos los iglúes con la Municipalidad, ya que de 16 toneladas que teníamos al principio hoy estamos en 21 toneladas de material reciclado, como cartón y plástico".
Macharashvili, al citar los resultados del trabajo de la planta, también explicó que ya llevan 200 mil botellas recuperadas, un millón de tapitas y que a medida que avance la planta aparecerán nuevos residuos como "electrónicos, los de línea blanca porque la gente los tiene guardados y vamos a tener que estar preparados para recibirlos".
Estos repositorios son el resultado de la falta de reciclado en el hogar, subrayó el referente de la empresa, a la vez que señaló que si esto se hace en cada domicilio habrá menos basura para enterrar, lo cual sería muy conveniente porque no hay espacio y se busca reducir lo más que se pueda la producción de residuos.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico