Urbana propone disminuir el impacto ambiental empezando desde casa

Urbana Higiene Ambiental pone en marcha la nueva campaña de separación de residuos "Se-Parar". La propuesta comenzó en los primeros días de enero y se prolongará durante todo el año con el objetivo de brindar información sobre cómo disminuir el impacto ambiental a través de la separación de residuos.

Todos los ciudadanos son una parte fundamental para la separación de residuos sólidos urbanos para ayudar a disminuir el impacto ambiental. Por este motivo, la empresa Urbana Higiene Ambiental lanza su nueva campaña "Se-Parar", para que habitantes de Comodoro Rivadavia y Rada Tilly conozcan o profundicen sus hábitos de separación de residuos domiciliarios.
"Se-Parar" propone clasificar los desechos usando dos cestos, el primero para materiales reciclables y el segundo para restos de basura. Este último debe depositarse en los canastos o cestos domiciliarios para su recolección, transporte, procesamiento y disposición final.
Mientras, los materiales reciclables tienen que ser depositados en un Punto Verde o iglú para que Urbana se encargue de la recolección, transporte y procesamiento en el Parque Ambiental.

TODOS PUEDEN AYUDAR
La campaña fue pensada para grandes y chicos, para lo cual se hicieron ilustraciones animadas que ejemplifican cómo separar la basura desde el hogar.
En todos los materiales que se distribuyen se informa de qué manera clasificar la basura, dónde se deposita la que se recoge en cestos domiciliarios y qué es un Punto Verde o iglú, entre otras cosas.
Uno de los ejes principales que tiene "Se-Parar" es brindar conocimiento sobre los residuos "limpios y secos" y los materiales "húmedos y sucios". En consecuencia, se ofrece información para aprender a distinguir uno de otro.
Los reciclables que entran en la categoría "limpios y secos" son los elementos compuestos por plástico, metal, cartón, telas, papel y vidrio.
La clase "sucia y húmeda" está compuesta por las materias primas de los restos de alimentos, yerba mate, ramas, hojas de árboles y arbustos. También los envases con restos en el interior (pinturas, solventes, pegamentos, agroquímicos), biromes, pañales, CDs y DVDs.
Asimismo, las pilas comunes y alcalinas, baterías de teléfono, lámparas, termiteros, espejos rotos, muebles, maderas, sanitarios, electrodomésticos, chatarras, chapas, escombros, pañuelos descartables, celofán, servilletas, papel carbónico o fotográfico, etiquetas, vasos encerados y plastificados forman parte de los elementos que no pueden ser reciclados.

DESTINO FINAL
Todos los desechos que sean separados serán recolectados por los vehículos especiales que tiene Urbana Higiene Ambiental para ser trasladados al Parque Ambiental, donde funciona la nueva Planta de Tratamiento de Residuos Sólidos Urbanos de Comodoro Rivadavia.
Los desechos serán ubicados según las indicaciones y procedimientos supervisados por el encargado de planta. Luego la basura inicia su recorrido a través de cintas de aproximadamente tres metros cada una, exponiendo su contenido para que sea clasificado y derivado hacia la sección de selección de residuos y su posterior ubicación en contenedores.
Hay que señalar que Urbana se hizo cargo de la planta de tratamiento a partir de la concesión que fue otorgada por el municipio local. Actualmente todo el Parque Ambiental está en la etapa de prueba final y en breve será activado de manera permanente para dar solución al tratamiento y correcta disposición final de los residuos que se producen.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico