Vaca Muerta se garantiza una inversión de u$s 1.200 millones

Teófilo Lacroze, el presidente de la empresa Shell confirmó que invertirá u$s 1.200 millones en la Argentina durante los próximos cuatro años para "afianzar la operación de producción en Vaca Muerta, sostener los productos de calidad y seguir desarrollando nuestra marca".

El anuncio llega en un momento de crisis para toda la industria petrolera en el país. Teófilo Lacroze, el presidente de la empresa Shell confirmó que invertirá u$s 1.200 millones en Vaca Muerta durante los próximos cuatro años.

"Hemos anunciado un compromiso de inversión promedio de u$s 300 millones por año hasta el 2020, incluyendo tanto la actividad del upstream como el downstream. Tenemos perspectivas de seguir creciendo en ambos negocios, tanto en la exploración y producción de petróleo y gas como en el de refinación y comercialización de productos", puntualizó Lacroze.

"Nuestro foco está puesto en Vaca Muerta, pues los activos de Shell allí son de clase mundial y de suma relevancia dentro del portfolio global de la compañía", declaró el ejecutivo a Télam.

"Las claves para el desarrollo de vaca Muerta pasa por mejorar la productividad y un régimen fiscal más conducente al tipo y tamaño de inversiones que el sector requiere", interpretó.

El directivo además mencionó algunas operaciones de producción que puso en marcha la compañía. "Hoy tenemos 4 bloques operados y otros 2 no operados en Neuquén, además de una participación en un campo de gas maduro en la provincia de Salta", reseñó Lacroze.

Consultado acerca de si está conforme con los resultados obtenidos hasta ahora en Vaca Muerta, respondió que "estamos aún en etapa piloto y, por lo tanto, dentro de la curva de aprendizaje".

"Hemos perforado y completado varios de los mejores pozos de toda la cuenca", especificó.

También expresó su optimismo acerca de las perspectivas exploratorias en la zona al señalar que "lo más importante es capitalizar la información que vamos recabando para ser más eficientes y productivos de cara al futuro".

En cuanto, a los costos económico-financieros para la perforación de los pozos en No Convencionales y la aspiración de la industria petrolera en reducir costos hasta alcanzar un rango de entre u$s 7 y u$s 8 millones. "Tratándose de un negocio a largo plazo y encontrándonos aún en la etapa piloto, son preguntas algo prematuras", contestó.

Aunque seguidamente aclaró que "es cierto que los objetivos están marcados por la comparación con Estados Unidos y Canadá (donde se obtuvieron valores por debajo de los u$s 8 millones de dólares), que son aquellos con los que se mide nuestra actividad".

"Aún queda mucho camino por recorrer para ser competitivos a ese nivel", dijo Lacroze, y añadió que "por eso, es clave el diálogo constructivo entre todos los integrantes de la cadena de valor para mejorar la competitividad de la cuenca y llevarla a estándares internacionales".

PLANTA DE FACILIDADES DE PRODUCCIÓN TEMPRANA

En otro tramo del diálogo, el presidente de Shell se refirió a la terminación y puesta en marcha de la Planta de Facilidades de Producción Temprana (EPF) en Vaca Muerta que aportará -en una primera etapa- unos 2.500 barriles de petróleo diarios a la producción de la cuenca neuquina.

"La planta está operativa y en primera etapa de testeos, lo cual representa un verdadero hito para nuestro negocio", consignó.

Agregó que esa nueva instalación "tiene una capacidad máxima de 10.000 barriles de petróleo diarios. Estamos conectando los pozos que ya hemos completado en los bloques de Sierras Blancas y Cruz de Lorena".

Además, dijo, "nos estamos preparando para poder conectar también aquellos pozos que se perforen a lo largo del 2017 en estos dos bloques y en el recientemente incorporado Coirón Amargo Sud Oeste".

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico