Vacuna contra HPV para prevenir cánceres asociados al virus en hombres y mujeres

Como se trata de una vacuna incluida en el Calendario Nacional, no se requiere de orden médica. Es gratuita, obligatoria y está disponible en hospitales públicos y centros de salud de todo el país. Los especialistas insisten en la importancia de vacunarse y de completar el esquema de dosis que consiste en dos dosis separadas por un intervalo mínimo de 6 meses.

La infección causada por el Virus del Papiloma Humano (VPH) es la enfermedad de transmisión sexual más común en todo el mundo, es de fácil contagio y puede afectar tanto a hombres y mujeres. Existen más de 100 tipos diferentes del virus, algunos son de bajo riesgo y se asocian a lesiones como verrugas genitales y otros son de alto riesgo oncogénico y pueden producir cáncer de cuello uterino (el más frecuente en la Argentina) y otros como el cáncer de ano, pene, vagina, vulva y orofaríngeos.
En Argentina desde el año 2011 la vacuna para prevenir el VPH está incluida en el Calendario Nacional de Vacunación para todas las niñas de 11 años nacidas a partir del año 2000; y a partir de 2017 la aplicación se amplía también todos los varones de 11 años nacidos a partir del año 2006.
El esquema consiste en dos dosis separadas por un intervalo mínimo de 6 meses. Al estar la vacuna incluida en el Calendario, la misma es gratuita, obligatoria, y está disponible en hospitales públicos y centros de salud de todo el país.
“Si bien a los niños se los puede vacunar a partir de los 9 años, es conveniente hacerlo entre los 11 y 12 años. Si vacunamos a esa edad, unimos ambas cohortes, varones y mujeres, lo cual nos permite alcanzar mejores coberturas y dar un único mensaje desde el punto de vista de la salud pública. (…) Es muy importante que la cobertura de la vacunación en mujeres sea superior al 70%, haber incluido ahora a los varones es un beneficio extra”, indicó la doctora Angela Gentile, jefa de la División Promoción y Protección de la Salud del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez.
“Vacunar a hombres y mujeres permite un aumento de la equidad de género en la prevención de enfermedades relacionadas al VPH. Los hombres deben tener la misma oportunidad de prevención que las mujeres. Si lográramos una cobertura superior al 80% lograríamos lo que se conoce técnicamente como protección de rebaño, es decir, disminuir la circulación de VPH entre hombres y mujeres. Esta cobertura es fácil de lograr con programas obligatorios y bien estructurados, con información consistente dirigida a médicos, padres y agentes de salud,” explicó por su parte el doctor Silvio Tatti, Profesor Titular de Ginecología de la Universidad de Buenos Aires y Director del Programa de tamizaje y vacunación para patologías del tracto genital del Hospital de Clínicas.
El Ministerio de Salud decidió incluir a los varones (la vacunación en este grupo ya comenzó) con el objetivo de avanzar en la disminución de la mortalidad de las mujeres por cáncer de cuello de útero y prevenir en los hombres otros tipos de afecciones y cánceres asociados a este virus.
LA IMPORTANCIA DE COMPLETAR EL ESQUEMA DE VACUNACION
Los especialistas insisten en la necesidad de completar el esquema de vacunación (que consiste en dos dosis con un intervalo mínimo de 6 meses) para lograr la protección necesaria. El Ministerio de Salud de la Nación, recuerda que las niñas nacidas a partir del año 2000 deben iniciar y/o completar sus esquemas de vacunación contra el VPH.
“La adherencia a la primera dosis es del 87% y del 58% para la segunda. Si no se completa el esquema, el paciente no recibe los beneficios de la vacunación o los mismos pueden ser limitados”, destacó la Dra. Laura Fleider, especialista del Servicio de Ginecología del Hospital de Clínicas.
El VPH es un virus que se contagia al tener relaciones sexuales orales, vaginales o anales con una pareja infectada con el virus, y si bien el uso del preservativo reduce el riesgo de transmisión, no lo elimina por completo. De ahí la importancia de prevenir su contagio mediante la vacunación.
Existen dos vacunas aprobadas actualmente para prevenir el VPH, una bivalente y otra tetravalente. Las cepas 16 y 18 del VPH son responsables de la mayoría de los casos de cáncer causados por este virus, mientras que las cepas 6 y 11 del VPH son la causa del 90% de todos los casos de verrugas genitales; esas cuatro cepas se encuentran incluidas en la vacuna tetravalente contra el VPH.

Fuente:


Las Más Leídas del Patagónico