Vecinalistas esperarán las explicaciones de ENACOM por las antenas telefónicas

Tras una reunión con concejales, los referentes barriales decidieron esperar a los técnicos nacionales. Ayer escucharon algunos puntos de la ordenanza local que regula estas instalaciones.



Un grupo de vecinalistas asistió ayer a una reunión con concejales en el salón Padre Corti del Concejo Deliberante para plantear su preocupación por la instalación de antenas de telefonía móvil en Comodoro Rivadavia. Pidieron que vengan autoridades nacionales a brindar detalles técnicos sobre los efectos que podrían tener.
La controversia volvió a la agenda por el frente de vecinos en Laprida que impidieron la construcción de una antena en una plaza, de lo cual la empresa Claro ni siquiera informó al municipio. Anteriormente, las quejas llegaron por otra instalación similar en el Cementerio Oeste. En este caso sí las autoridades locales estaban notificadas.
"Realmente no nos seducía escuchar a la gente de Claro o Movistar. Mejor queremos que baje la comisión de Nación que regula todo esto. Esperamos que pongan un punto de encuentro y que así puedan asistir no solamente los vecinalistas sino toda la sociedad", apuntó Carlos González, presidente de la asociación vecinal del Fuchs.
Los vecinalistas de los barrios José Fuchs, Pueyrredón y Laprida, junto a otros referentes barriales, dialogaron con los concejales Nicolás Caridi, Maximiliano Sampaoli y Mario Soto. Ahora comienzan las gestiones para fijar fecha, hora y lugar para que lo hagan las autoridades del Ente Nacional de Comunicaciones (ENACOM).

LO QUE SE MIDE
En el encuentro de la víspera, los concejales describieron los alcances de la ordenanza 11090/15 que regula la instalación y mantenimiento de las antenas. La normativa contempla desde el estudio de impacto ambiental de la estructura física, hasta la medición de niveles de emisión de ondas una vez en funcionamiento.
"Cada equipo que se pone en funcionamiento está homologado por el Ente Nacional de Comunicaciones, que realiza previamente todas las mediciones técnicas para garantizar que la antena no genera un riesgo para la salud de quienes habitan en las inmediaciones", dijo el concejal Caridi.
El municipio regula, con el estudio de impacto ambiental, que la comunidad reciba una contra prestación por la utilización del espacio público, como por ejemplo la inclusión de puntos wi fi gratuitos, iluminaria y cámaras de seguridad integradas a la red de vigilancia de la ciudad. Así estaba planteado en el barrio Laprida, argumentó Caridi.
"Hay leyes nacionales que regulan, pero las municipalidades tienen que buscar beneficios para la comunidad. Esto por si salen ideas locas de Nación", apuntó el vecinalista González. Así, cuestionó que haya legislaciones nacionales que desconocen las realidades regionales, por lo que destacó que haya ordenanzas con mirada local.
Al concluir el encuentro, quedó el compromiso de los concejales para gestionar una charla con profesionales técnicos de la ENACOM para que todos los vecinos de la comunidad puedan evacuar sus dudas respecto del impacto de estas antenas en la salud.
Sin embargo, si los vecinos insisten en negarse, se planteó la posibilidad de gestionar otros lugares donde no se vean afectados.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico