Vecino de Sarmiento denuncia que una antena de telefonía usurpa su terreno

La única antena de telefonía celular de Sarmiento que garantiza las comunicaciones entre Comodoro, el suroeste de la provincia y el norte santacruceño está ubicada en el patio de la vivienda de Nelson Dickanson, un vecino que exige el retiro o el pago de un "alquiler" por parte de las empresas que hacen uso de la antena a modo de compensación por las molestias que le ocasiona convivir con un equipo de tal magnitud.

Nelson Dickanson es un vecino de la localidad de Sarmiento que hace quince años compró un terreno ubicado en pleno centro de la ciudad de los lagos, en la intersección de la calle general Roca y Patagonia a pocos metros de la plaza central y el Hospital. El terreno, de alrededor de 900 metros cuadrados, fue vendido por remate judicial a través del municipio.

Allí Nelson levantó una vivienda donde actualmente reside y convive con una antena de telefonía celular de Telefónica que presta servicios para "Claro, Movistar y Personal, es la única antena de Sarmiento que hace un radio enlace entre Comodoro – Esquel y el norte de Santa Cruz para garantizar comunicaciones, pero ni pidieron permiso para operar acá", denunció el vecino en diálogo con El Patagónico.

Dickanson recuerda que la antena estaba dentro del terreno cuando lo compró con todo su equipo de control, vallado por un cerco de dos metros, desde entonces intenta a través de un abogado exigir una respuesta a la empresa por lo que significa convivir con un equipo de tal magnitud. Hace dos años Nelson, por problemas de salud, se ve obligado a vivir en el lugar "y convivir con el ruido de la antena todo el día es insoportable", asegura. Además, con frecuencia el vecino se ve obligado a dejar pasar a su terreno a técnicos que reparan los equipos. "Lograron ingresar por medio de un recurso de amparo", explicó Marcelo Alfaro el abogado que hace dos años patrocina al vecino.

En el transcurso de este tiempo se inició un trámite judicial por este tema que ahora se trata en el ámbito federal. Cabe señalar, que hay una legislación provincial que regula la instalación de este tipo de equipos: LEY XXI - Nº 2 (Antes Ley 5490), allí se detallan requerimientos a tenientes a su proceso previo y la convivencia en medio de un ámbito urbanizado, sin embargo el Concejo Deliberante de Sarmiento no confirmó su adhesión a la legislación.

De acuerdo a esta legislación, no se estaría respetando en este caso el inciso F que establece que la empresa debe presentar un "certificado de dominio del predio donde se va a localizar la estructura. Cuando el inmueble no sea de propiedad del solicitante, se deberá acompañar autorización con firma del o los propietarios certificada ante escribano público".

Aunque se había conseguido convocar a la empresa para abrir el diálogo en torno al pago de un alquiler del terreno, "la empresa se retiró de la negociación sin aviso ni nada", por eso se analizan nuevos pasos judiciales para demandar que se responda ante lo que considera Dickanson y su defensor una "ocupación de terreno".

LEY XXI - Nº 2

La legislación provincial establece las normas a las que deberán ajustarse las empresas destinadas a transmisión de comunicaciones e instalaciones complementarias de telefonía móvil con sus distintos tipos de estructuras y soportes, como así también los sistemas de enlace troncal, en todo el territorio provincial, sin perjuicio de las mayores exigencias que en el ámbito de sus jurisdicciones podrán fijar los municipios y/o comunas rurales, pudiendo incluso prohibir su instalación en determinadas áreas o en toda su jurisdicción.


Tal marco regulatorio dispone que para solicitar la habilitación para la instalación de dichas antenas las empresas prestatarias del servicio de telefonía celular deberán presentar ante los municipios una serie de requisitos entre los que se cuentan el certificado habilitante, un informe que contenga el cálculo de la densidad de potencia que aproximadamente emitirá la antena a instalar (que deberá ser compatible con los estándares establecidos por las normas nacionales vigentes) y una serie de certificaciones.

Además, deberá adjuntarse el certificado del cumplimiento de normas de seguridad referido a la instalación de sistemas de protección de puesta a tierra, como así también balizamiento correspondiente para señalización de la estructura, firmado por profesional competente; el dominio del predio donde se va a localizar la estructura o la autorización de uso del mismo y la aprobación del Estudio de Impacto Ambiental que deberá tramitar ante la Subsecretaría de Recursos Naturales y Medio Ambiente de la provincia del Chubut.


En los términos de esta misma ley está prohibida la instalación de cualquier antena que no haya cumplimentado los requisitos enumerados previamente, mientras que los únicos espacios vedados para hacerlo son las plazas o parques y en inmuebles donde funcionen establecimientos educacionales, clubes e instituciones intermedias y en los terrenos linderos a los mismos.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico