Vecinos de Ciudadela duermen en el piso por miedo a que los alcance una balacera

Tiros, amenazas, robos y amedrentamientos son moneda corriente en un sector del barrio Ciudadela donde menores de edad mantienen atemorizados a los vecinos. Desde la comisaría Mosconi reforzaron la seguridad y desde el IPV evalúan la situación de la vivienda donde se alojan.

Desde la seccional de Mosconi confirmaron a El Patagónico que en el último plan de viviendas del barrio Ciudadela reforzaron la seguridad y pusieron un patrullero especial para que haga recorridos más seguidos debido a que un grupo de menores mantiene en vilo al barrio.

Según detallaron desde la comisaría, el último jueves, un menor de 16 años fue detenido al intentar ingresar a un domicilio, y agregaron además, que en estos meses realizaron numerosas detenciones y allanamientos debido a esta situación que viven los vecinos.

Se trata de un grupo de cinco menores de entre 12 y 17 años que están sospechados por el incremento de delitos en la zona. Los jóvenes residen en una de las viviendas del IPV, la cual estaría involucrada en las "adjudicaciones electorales" que denunció en el día de ayer el presidente del Instituto Provincial de la Vivienda, Alejandro Bertorini.

Los vecinos del lugar están aterrorizados, a tal punto, que tiran los colchones al piso para dormir por miedo a que una balacera los alcance mientras descansan. Incluso hay temor de que haya una tragedia, ya que algunos vecinos comenzaron a armarse para contrarrestar los embates de los menores malvivientes.

Funcionarios de la policía del Chubut y el área de Seguridad de la provincia se reunieron el jueves con siete vecinalistas de la ciudad para abordar temas vinculados a la inseguridad, donde Gabriela, vecina de Ciudadela que participó del encuentro explicó que la situación de violencia en su barrio es tan grande que se trabaja en la posibilidad de instalar "alarmas comunitarias". Para esta tarea solo cuentan con el aval de los vecinos. "La idea en principio es que todos estemos atentos para poder alertarnos".

Desde la comisaría agregaron que el delegado del IPV en Comodoro Daniel Carrizo se encuentra abocado al tema buscando documentación de la vivienda en que habitan los menores. Además, si se logra el desalojo donde residen los menores, buscaría colocar en esa vivienda una delegación de la Brigada Motorizada para darle seguridad a los habitantes del lugar que se encuentran presos del miedo y la impotencia.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico