Vecinos del Juan XXIII reclaman que las máquinas no trabajan las 24 horas

Los habitantes de ese sector anegado por el temporal volvieron a cuestionar que están "totalmente abandonados". Las máquinas viales cumplieron tareas de limpieza solo hasta las 18 y después continuaron los propios vecinos en forma particular. Un residente del sector pidió prestada una cargadora a la empresa donde trabaja y con once camiones de amigos limpiaban anoche la avenida Patricios y Manuela Pedraza.

Los propios habitantes del Juan XXIII, quienes crearon un grupo de WhatsApp para informarse sobre todas las tareas de limpieza que se realizan en el barrio y para estar atentos a los robos, criticaron que no se cumplió con las promesas que el lunes señalaron los funcionarios municipales en la plaza 1 de Mayo.
Un equipo periodístico de El Patagónico recorrió la zona y constató después de las 18 que la mayoría de las máquinas que contrató el municipio estaban fuera de servicio, y permanecían estacionadas en los lugares que ya no estaban cubiertos por las montañas de lodo.
Una de las vecinas de la avenida Patricios al 1000, Corina, relató que recién ayer "salí al exterior" debido a que estuvo abocada a sacar tierra del patio de su casa. Mientras la arena acumulada sobre la vereda de su domicilio que alcanzaba los 5 metros "la sacaron anteanoche con tres camiones y una máquina. Era la primera vez que los veíamos".
Respecto a las máquinas enviadas por el municipio "hará un día y medio que están trabajando”, aseguró Corina. Mientras en el sector de Patricios y Manuela Pedraza anoche se observaba movimientos de máquinas viales de “un vecino que trajo de la empresa que trabaja. Ellos están como topos, hicieron escalinatas en la tierra para poder entrar a sus casas", ilustró la vecina.
En la zona de Kennedy y Patricios el supermercado que funciona en ese esquina aún está cerrado y sólo se puede ver a habitantes del sector que caminan por encima de los montículos de arena. "Yo tuve la suerte de ser una de las primeras que me sacaron la tierra porque paleamos todos los vecinos”, describió la damnificada.
La misma mujer cuestionó: “hace dos días que están para limpiar una cuadra porque del otro lado no se limpia. Ayer (por el martes) a las cuatro de la tarde rompieron un caño y se inundó todo".
Mientras, Cristian Parra, el habitante que limpiaba la cuadra con maquinaria prestada, sostuvo: "nosotros ya pasamos de la primera a la segunda lluvia, y no nos trajeron nada. Estamos abandonados totalmente, y entonces yo hablé con el gerente de la empresa que me prestó una máquina y los camiones son todos particulares".
Agradeció: “los muchachos amigos míos me vinieron a dar una mano a limpiar la cuadra nuestra. Hay gente que está desesperada. Yo con la colaboración de la empresa Iberoamericana y los camioneros compañeros míos estamos trabajando todo ad honorem".
En tanto, un grupo de vecinos de Díaz Vélez y Carrero Patagónico indicaron que “hace falta camiones” porque “sobran las máquinas”. Mientras, un hombre que presta servicio en el municipio admitió que falta personal para realizar todas las tareas de limpieza en la ciudad.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico