Vecinos exigieron urgentes medidas para su seguridad

Los habitantes del plan de viviendas del IPV en Ciudadela denunciaron ante los funcionarios municipales, provinciales y policiales la presencia de departamentos vips, prostitución y casas alquiladas. Además, aseguraron que las familias conflictivas roban a cualquier hora y muchos vecinos ya fueron amenazados. "No esperen que nos maten un pibe", manifestaron a las autoridades presentes.
Bronca, indignación y temor invade a los habitantes el nuevo sector de Ciudadela, ubicado camino a Diadema Argentina a la vera de la ruta 39, tras el grave caso de tiroteo, usurpación e incendio en el departamento de una familia. Ahora la situación preocupa a todos los residentes.
En ese contexto más de 40 vecinos se acercaron hasta el edificio de la vecinal para reunirse con el delegado del Instituto Provincial de la Vivienda (IPV), Daniel Carrizo; el subsecretario municipal de Seguridad, Héctor Quisle; el subjefe de la Unidad Regional, comisario mayor Marco Antonio Morales; y el titular de la Comisaría Mosconi, comisario Miguel Angel Bustamante.
El encuentro se extendió por dos horas en el que los vecinos pidieron urgentes medidas de seguridad ante la conflictividad de los integrantes de cinco familias que tienen a maltraer a los vecinos. Se trata de individuos que cuentan con antecedentes delictivos.
La mayoría de los residentes del sector ya sufrieron robos en el que "nos vacían las casas", y a pesar de las denuncias efectuadas la justicia no allanó ningún domicilio, recriminaron.
También denunciaron que hay departamentos que son utilizados como vips, donde se ejercería la prostitución. También algunas casas fueron alquiladas, cuestión que está prohibida, y muchos adolescentes ya fueron amenazados por grupos que asolan la barriada.
Otro planteo que expusieron con insistencia fue la creación de una subcomisaría en uno de los departamentos recuperados por el IPV. La propia vecinalista Mirta Martínez recordó a las autoridades presentes que el 26 de febrero de este año se firmó un acta de compromiso en la Unidad Regional para cumplir con ese anhelo de los habitantes de la zona.
Una vecina cuestionó: "vamos de mal en peor y no hay nada hecho", mientras otra graficó: "no esperen que nos maten a un pibe".
Los funcionarios dieron las explicaciones que les cabían y propusieron reforzar los recorridos policiales en ese sector de Ciudadela. También se sumará el personal del área de Operaciones.
Los vecinos quedaron en reunirse la semana que viene y esperan la presencia de algún funcionario judicial para conocer la situación actual de las personas denuncias por robos, amenazas y tiroteos protagonizados durante este año en ese complejo habitacional.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico