Vecinos, gremios y organizaciones civiles marchan en Bariloche contra aumento de gas

El primer impacto fue en el sector hotelero y comercial, donde en las puertas de la temporada turística (y en momentos de poco consumo de gas), se registraron los mayores aumentos, con facturas que variaron entre los $40.000 y los $400.000.

Vecinos, organizaciones sociales, partidos políticos y sindicatos marcharán mañana en Bariloche en rechazo al aumento de la tarifa de gas en la Patagonia, con incrementos de entre 1.000 y 2.000 por ciento, que estará motorizada por la Asamblea de Pueblo de esa ciudad ante los aumentos imprevistos que impacta negativamente en varios sectores, en especial el hotelero.
La movilización partirá a las 11 desde Onelli y Brown y se dirigirá hacia el Centro Cívico y ya generó diversas adhesiones que se suman a las gestiones que llevan adelante con el gobierno nacional el gobernador Alberto Weretilneck y el intendente local Gustavo Gennuso.
El primer impacto fue en el sector hotelero y comercial, donde en las puertas de la temporada turística (y en momentos de poco consumo de gas), se registraron los mayores aumentos, con facturas que variaron entre los $40.000 y los $400.000.
También comenzaron a llegar vencimientos particulares, que en general presentaron aumentos en torno al 1.000 por ciento, que según los integrantes de la Asamblea son "apenas proporcionales, porque la tarifa plena con el aumento total para los domicilios llegará recién en junio".
Ayer se sumaron a la movilización más de veinte gremios enrolados en la CGT y la CTA, con una conferencia de prensa en la que además expresaron apoyo a las gestiones que llevan adelante con el gobierno nacional el gobernador Alberto Weretilneck y el intendente local Gustavo Gennuso.
Los sindicalistas cuestionaron el "tarifazo" del gas, destacando que es una problemática de toda la Patagonia, y destacaron que la movilización del miércoles no responde a banderas políticas partidarias ni gremiales.
"Vamos a marchar por un hecho que conmueve a la gente, más de 26.000 medidores de gas en Bariloche. Rechazamos el tarifazo y recordamos que somos proveedores de gas para todo el país", expresó Juan Fuentes, titular del gremio muncipal.
Rosa Negrón, titular del gremio gastronómico, enmarcó la suba del gas dentro de los aumentos de precios en todos los sectores, en tanto que Jorge Molina (gremio docente rionegrino) criticó además políticas nacionales como la de energía, en la que incluyó la compra de gas a Chile en lugar de a Bolivia.
Por otra parte, el Centro de Estudios Patagónicos (CEP), vinculado al diputado nacional Martín Doñate (FPV), propuso una tarifa diferencial para la Patagonia e incluir dentro de una declaración de emergencia a los clubes de barrio, asociaciones civiles y cooperativas, para beneficiarlos con la tarifa previa al incremento.
Celeste Ratto, investigadora del CONICET, refirió argumentando esa iniciativa que el 75% de la producción del gas es patagónica, por lo que "sus pobladores no deben sufrir estos incrementos".
Doñate y el CEP presentaron un recurso de amparo para frenar los aumentos, además de dos proyectos de ley nacional sobre el punto, contemplando a entidades para beneficiar y residentes de la Patagonia.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico