Vecinos preocupados por una gran laguna de aguas cloacales

En la esquina de Juan Manuel de Rosas y Blas Rodríguez el olor es casi insoportable. El foco infeccioso ha derivado en numerosos casos de gastroenterocolitis.

Miguel, un vecino del barrio Abel Amaya, denunció que en la esquina de las calles Juan Manuel de Rosas y Blas Rodríguez, se formaron lagunas de aguas servidas, lo cual emana olores nauseabundos, generando diversos focos infecciosos.

En este sentido, señaló a El Patagónico que ya hicieron el reclamo correspondiente a la SCPL y a la Municipalidad pero hasta el momento no han recibido ninguna respuesta.

Asimismo, aclaró que en el barrio se han dado en el último tiempo numerosos casos de gastroenterocolitis y son los mismos médicos los que asociaron este problema a las aguas servidas. "Cuando pisamos esas lagunas entramos los gérmenes a nuestras casas", dijo.

Finalmente, Miguel recordó que se le pidió a la Municipalidad un camión chupa para subsanar las lagunas pero la respuesta fue que no les correspondía. "Eso es responsabilidad de la SCPL. Parece que a Medio Ambiente y Bromatología tampoco les corresponde hacer nada al respecto. Se tiran la pelota unos a otros", puntualizó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico