Venezuela: para ahorrar electricidad no se trabajará los viernes en el Estado

Frente a la crisis en el sistema eléctrico generado por una persistente sequía, esa medida se suma a la reducción de la jornada laboral y la prohibición de que los centros comerciales tomen electricidad del sistema nacional durante cuatro horas por día.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, anunció que todos los viernes de los próximos 60 días serán no laborables para todos los niveles de la administración pública, con el objeto de reducir el consumo de electricidad ante la escasez causada por una persistente sequía y el estado crítico del sistema de generación, transporte y distribución.
La medida se suma a la reducción de la jornada laboral y la prohibición de que los centros comerciales tomen electricidad del sistema nacional durante cuatro horas por día, dispuestas meses atrás, y sucede a un virtual paro general ordenado por el gobierno para la última Semana Santa.
La nueva restricción tendrá vigencia hasta el 6 de junio -que es lunes-, informó el mandatario anteanoche, durante el programa que el diputado y número dos del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) gobernante, capitán Diosdado Cabello, tiene en la televisora estatal VTV.
El jefe del Estado explicó que la decisión fue formalizada a través de un decreto que sería incluido ayer en la Gaceta Oficial.
"Con la máxima colaboración ciudadana de todos los venezolanos, debemos asumir a partir de hoy, hasta el 6 de junio, este plan de 60 días para poder pasar el momento más difícil, de mayor riesgo, y estoy seguro de que lo vamos a superar", dijo Maduro.
El mandatario responsabilizó por la crisis energética a "situaciones extremas de la naturaleza" y señaló que el gobierno tomó "diversas decisiones que han dado como resultado el establecimiento del Estado Mayor Eléctrico permanente en El Gurí", la mayor represa hidroeléctrica del país, que genera 70 por ciento de la electricidad que consumen los venezolanos.
Subrayó: "El Gurí tiene un papel determinante para la vida del país" y añadió que ese complejo generador está afectado por el impacto de "este fenómeno extremo de El Niño, aumentado por el cambio climático".
"Tenemos que incrementar el aporte de la administración pública nacional, estatal, municipal y todos los entes laborables del sector público que no afecten la actividad productiva", indicó.
La disposición anunciada el miércoles "funcionará como complementación del plan iniciado en Semana Santa, cuando los días (lunes, martes y miércoles) 21, 22 y 23 de marzo se decretaron como no laborables, lo que permitió el ahorro de 400 megavatios y detuvo el descenso (del nivel del agua) en 22 centímetros en los embalses", reportó la agencia noticiosa estatal AVN.

CULPAN AL NIÑO
El fenómeno de El Niño causó prolongadas sequías en vastas zonas de Venezuela y de varios países vecinos, lo que provocó dificultades en el suministro de agua y, solamente en el caso venezolano, de electricidad.
Además de la fuerte dependencia que el sistema eléctrico venezolano tiene de El Gurí, toda la infraestructura de generación, transporte y distribución padece desde hace varios años severas fallas de mantenimiento que a menudo causa apagones que afectan a áreas extensas y duran varios días.
En la mayoría de los casos, el gobierno explicó el origen de los apagones en supuestos sabotajes, pese a que seis días después de asumir la Presidencia, en abril de 2013, Maduro echó de la presidencia de Corpoelec -el monopolio estatal que concentra las tres etapas del negocio eléctrico- a Argenis Chávez, hermano del fallecido ex presidente Hugo Chávez, y dispuso la militarización de todas las instalaciones.
La decisión de declarar no laborables a todos los viernes de aquí a dos meses fue criticada irónicamente por el presidente de la Asamblea Nacional (parlamento), Henry Ramos Allup, y el gobernador del estado Miranda, Henrique Capriles, dos de los mayores líderes opositores.
"Para resolver caos eléctrico genio (del palacio presidencial de) Miraflores extiende disparate días no laborables; para resolver plenamente que extienda por 365 días", escribió Ramos Allup en su cuenta de Twitter.
Capriles sostuvo: "Maduro nunca ha trabajado, por tanto le es normal decretar días no laborables y hoy reitera su incapacidad para gobernar", y remarcó: "al final no se sabe la real situación del desastre del sector eléctrico".
Mientras, el dirigente del partido Voluntad Popular (VP) Marco Cardozo responsabilizó por la crisis eléctrica a la minería ilegal, que, explicó, causa niveles de deforestación que rompen el ciclo normal de las aguas y provoca caídas mucho más pronunciadas del caudal de ríos y otros cursos durante la estación seca.
"La minería ilegal y enquistada en lo más profundo del macizo de Guayana apaga las luces de una Venezuela que se daba el lujo de exportar energía a otros países cuando no existían apagones, como los que vivimos hoy en día", remarcó Cardozo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico