Ventas minoristas ceden 8,1% y anotan séptima caída en fila

Las bajas anuales más pronunciadas en el mes ocurrieron en: 'Electrodomésticos y artículos electrónicos' (-18,1%), 'Materiales para la construcción' (-12,7%), 'Ferreterías' (-12,2%), y 'Golosinas' (-10,2%).

Las ventas minoristas cayeron un 8,1% en julio en comparación con igual mes de un año antes y anotaron su séptima caída baja consecutiva, según informó la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).
El descenso se produjo pese a los "descuentos agresivos que están haciendo los empresarios para atraer clientes y obtener la liquidez necesaria que les permita afrontar los pagos de salarios, alquileres, servicios y reposición de mercadería", destacó la institución.
Las bajas anuales más pronunciados en el mes ocurrieron en: 'Electrodomésticos y artículos electrónicos' (-18,1%), 'Materiales para la construcción' (-12,7%), 'Ferreterías' (-12,2%), y 'Golosinas' (-10,2%).
En el rubro Electrodomésticos y artículos electrónicos, la Confederación destacó que "un factor que desanimó la compra también fue la noticia de que vuelve el 'puerta a puerta', donde muchos consumidores evaluaron esperar este sistema frente a la posibilidad de conseguir algunos productos más económicos (celulares, joysticks, y otros pequeños artículos electrónicos)".
En la categoría Artículos deportivos, las cantidades vendidas tuvieron una caída anual de 7,8%, con muy poco público en los comercios de este rubro, debido a que es otro rubro que compite con el puerta a puerta y eso generó un compás de espera, aunque los empresarios creen que las importantes brechas de precios quedarán compensadas con la posibilidad de comprar en 12 cuotas y eso amortiguaría el efecto desplazamiento".
Además de eso, "hubo mucho tránsito de turistas a Chile, en busca de mejores precios, y tanto este rubro como indumentaria, calzados, o textil blanco, lo sintió, sobre todo en las provincias limítrofes con el país trasandino".

SIN ANIMOS DE COMPRA
Para la Came, "hubo mucho público en las calles, normal para épocas de vacaciones de invierno, pero poca gente entrando en los locales con ánimo de compra. Los aguinaldos ayudaron por momentos, pero las familias sólo se limitaron a comprar los productos necesarios. Tal es el caso del Día del Amigo, donde hubo más gente celebrando que otros años, pero también se notaron bajos niveles de consumo".
En las casas de ropa, por su parte, "la gente buscó exclusivamente ofertas. Los comercios adelantaron liquidaciones para rotar la venta y hacerse de liquidez, y si bien el público se orientó a esos productos (los de la nueva temporada pasaron completamente desapercibidos) igual se compró en pequeñas dosis".
En el rubro Alimentos y Bebidas, donde las cantidades cayeron 1,9% anual, se notó que "en las ciudades grandes y medianas los comercios chicos prácticamente no pueden competir contra las ofertas agresivas de los supermercados que se llevaron buena parte de las ventas del mes. Lo que compensó, fue la búsqueda de segundas y terceras marcas, y que muchas familias eligieron hacer compras más frecuentes durante el mes para controlar gastos, algo que en los supermercados es más difícil de lograr".
La menor predisposición a comprar de las familias se notó incluso en rubros de menor valor como 'Bijouterie', donde las ventas cayeron 8,9% anual, 'Bazares y Regalerías' (-9,4%), o 'Jugueterías y artículos de librería' (-9,3%). Hubo poca gente comprando y mirando y si bien durante la semana del Día del Amigo hubo más movimiento, fueron productos de muy bajo valor y por un período muy breve (dos o tres días).
Con el resultado de julio, las ventas minoristas medidas en cantidades registraron una caída promedio interanual de 6,6% en los primeros siete meses del año.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico