"Veo la situación de Brasil con preocupación, pero confío en sus instituciones"

Tras concluir su gira por Asia -Emiratos Árabes, China y Japón- en la que logró firmar acuerdos de cooperación y atraer inversiones, el presidente Mauricio Macri se refirió al escándalo de corrupción que sacude a gran parte del arco político en Brasil, y particularmente al presidente Michel Temer (investigado por avalar coimas en el marco del Lava Jato). En ese contexto, dijo que ve con "preocupación" la situación en ese país al tiempo que agregó que confía "en las instituciones".

"Veo la situación de Brasil con preocupación. Obviamente es nuestro primer socio y hemos estado avanzando mucho en la integración del Mercosur. Tenemos toda una agenda de trabajo, tenemos unas normas sanitarias, técnicas, trabajamos juntos en consulados en el mundo. La verdad es que yo siento que hay una agenda muy buena para trabajar y necesitamos que Brasil esté pujante, que esté fuerte", sostuvo Macri en declaraciones al matutino La Nación.

Consultado sobre los efectos que podría generar la crisis política de Brasil en la Argentina, el mandatario respondió: "Todo este proceso puede traer, digamos, cortocircuitos y problemas en el presente, pero sin dudas Brasil saldrá muy fortalecido de todo esto".

En tanto, aclaró que no habló con Temer ni con funcionarios del gobierno de Brasil ya que "pasó muy poco tiempo". En ese sentido, reiteró que confía en las instituciones de ese país. "Funcionan, y la Justicia ahí es realmente independiente", remarcó.

Asimismo, negó que la situación política y económica del país vecino tenga comparación con la de Venezuela. "Ahí las instituciones están colapsadas por el avasallamiento que hizo (el presidente Nicolás) Maduro".

Cabe recordar que Temer exigió la suspensión de las investigaciones judiciales por corrupción contra él por sospechas de que el audio presentado como prueba está manipulado. "Esa grabación clandestina fue manipulada y adulterada con objetivos nítidamente subterráneos", dijo Temer desde el Palacio de Planalto, en su segundo pronunciamiento desde que estalló el escándalo el miércoles, cuando se dio a conocer una denuncia del empresario Joesley Batista.

En otro orden, Macri se refirió a las coimas que pagó la empresa brasileña Odebrecht en distintos países, dentro del marco de la obra pública, y dijo que "no hay dudas de que (la compañía) trabajó en la Argentina", por lo que no cree que haya cambiado el "modusoperandi" en el país.

"Donde hizo obras y hubo contratos, pudo haber pasado algo. Aparte era la forma en la que trabajaba el kirchnerismo. No hace falta que venga Odebrecht para que sepamos que en la Argentina había coimas, ¿no? Es como una obviedad", resaltó.

No obstante, aclaró que no hubo obras de su gestión con la empresa Odebrecht. Además, agregó que tampoco las hubo con empresarios cercanos al Gobierno porque "no hay empresarios cercanos al Gobierno".

"Los trato a todos igual. La Argentina de los privilegios y los amiguismos se acabó. Más allá de que tengo afectos, no los mezclo. Mi compromiso es con los argentinos", concluyó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico