Vera y la testigo que lo llevó a proceso se comunicaron el día del crimen de Néstor Vázquez

El acusado Claudio Vera y su ex pareja, Brenda Vargas, mantuvieron comunicaciones telefónicas entre las 17:30 y las 19:30 del 17 de marzo de 2014, día en que fue asesinado Néstor Vázquez. Las antenas los posicionaron en inmediaciones del Club Roca, donde fue encontrado el cuerpo al día siguiente. Así se conoció ayer en el juicio donde declararon 11 testigos, la mayoría policías.

El juicio oral y público por el homicidio de Néstor Vázquez continuó ayer en la Oficina Judicial de Comodoro Rivadavia y a lo largo de la jornada declararon 11 testigos, la mayoría policías que tuvieron alguna intervención en la investigación.
El dato más relevante lo aportó un miembro de la Brigada de Investigaciones y tuvo que ver con las comunicaciones telefónicas que mantuvieron entre las 17:30 y las 19:30 de 17 de marzo de 2014 Brenda Vargas y Claudio “Gallo” Vera.
Si bien se desconoce el contenido de esas comunicaciones, se confirmó que las mismas existieron y las antenas satelitales posicionaron a los usuarios de esas líneas telefónicas en la zona del Club General Roca, lugar donde fue asesinado Vázquez. La próxima comunicación entre ambos recién se tuvo a fines de marzo, cuando ella se encontraba en Sarmiento.
El policía hizo saber también que la primera información sobre la vinculación de Vera con el hecho que se investigaba surgió de una conversación que mantuvo Marcelo García –padre de Brenda Vargas, asesinado por Adrián Currilef el 27 de julio de 2014— con un suboficial de la Brigada, quien luego le transmitió la información a su jefe, Ricardo Cerda, quien por entonces ostentaba ese cargo.
Los demás testigos hablaron de la interna sindical de la UOCRA y de las escuchas y filmaciones que se realizaron durante la investigación.
Hay que recordar que Brenda Vargas, quien fue ex pareja de Vera, fue quien en principio lo involucró en la causa al admitir que ella fue quien “entregó” a Vázquez para que lo matara Vera, aunque después se realizó un anticipo jurisdiccional de prueba y ella declaró que había mentido por despecho, para perjudicar a Vera.
Lo cierto es que Vargas no se presentó a declarar el lunes y es posible que quede incorporada al debate la declaración que hizo como adelanto jurisdiccional.
El juicio, tal como viene informando El Patagónico, está presidido por la juez Gladys Olavarría y el tribunal se completa con Miguel Ángel Caviglia y Martín Cosmaro. La Fiscalía está representada por el fiscal general, Adrián Cabral; la querella, por Sergio Romero, y los imputados Vera, Misael Henríquez y Miguel Baeza son asistidos por los abogados Alberto Lucciani, Daniel Fuentes y Esteban Mantecón, respectivamente.
El juicio continuará hoy desde las 8 en la sala principal de audiencias de la Oficina Judicial de Comodoro Rivadavia.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico