Veredas con muchos escalones

Alexis Sandoval tiene 25 años y vive en el barrio Pietrobelli, en la misma zona donde ayer Martín Navarro se cayó al pozo mal señalizado. El joven consideró como grave y preocupante lo sucedido, y se animó a plantear cuál hubiese sido la mejor alternativa para evitar este accidente. "Tendrían que haber puesto una reja protectora, firme, y poner la valla alta porque por ahí con el bastón, cuando el material es muy blando, cuesta detectarlo; más cuando venís rápido con frío. Si está abajo, es peor todavía. Pero si estuviera a la mitad del cuerpo chocas con eso y decís: 'no, acá no puedo pasar'", explicó.
El joven también criticó el estado de las calles de la ciudad por las dificultades que se generan para ellos. "Es complicado, las veredas se han hecho con muchos escalones, texturas diferentes; un caso es la San Martín que tiene muchos escalones y perdes estabilidad en las piernas y el bastón. Si las veredas fueran más planas sería más fácil, incluso para las personas que ven", señaló.
"Los baches igual son una molestia. Cuando están trabajando, vaya y pase, pero si no tenés que esquivarlo. Por ejemplo, supongamos que encontramos un bache al medio de la calle, te acercas al cordón y te encontras con autos estacionados. Tratas de esquivarlos, pero tenés que ir esquivando los autos que están circulando. Entonces cuesta transitar", señaló, agradeciendo al Centro Luis Braille porque les enseñan a sortear estos obstáculos.

Basura y celular
Yolanda Huenchulian es de Comodoro Rivadavia y toda la vida ha tenido que lidiar con el mal estado de calles y veredas. La mujer asegura que la acera es un problema, principalmente en invierno. "Muchas veces se estanca el agua y uno trata de esquivarla. Pero a veces no queda otra cosa que pasar por ahí porque estas muy al borde del cordón y uno tiene que mantenerse, más en el Centro donde las veredas están todas rotas", sostuvo.
Sin embargo, Yolanda explicó que la basura y los teléfonos también suelen ocasionarles problemas. "A veces los bastones se enredan con bolsas de basura o nylon, y nosotros no podemos estar agachándonos para sacar lo que hay porque no sabemos qué es lo que contienen", detalló.
"También nos pasa que la gente anda acelerada y por ahí va con el teléfono, te golpean el bastón y hacen como que no existiéramos nosotros. Es como que no nos aceptaran en la sociedad", señaló.

Autos en las veredas
Juan Unquún vive en el barrio Quirno Costa. A diferencia de sus otros compañeros, él puede ver un poco, pero no lo suficiente para no depender del bastón. A lo largo de su vida, también ha tenido que sortear obstáculos y asegura que los autos son uno de los más frecuentes. "Todos los coches están estacionados sobre la vereda y no nos dejan pasar. Tenemos que pasar por las calles y eso es un peligro. No se puede andar", sostuvo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico