Vigiladores bloquean el ingreso de camiones en la planta de Km 3

Los trabajadores llevan adelante la medida de fuerza en la puerta de ingreso a la planta de tanques de YPF. Los camioneros, por su parte, decidieron no realizar la carga de combustible ante la falta de seguridad en la tarea. De persistir la medida, se prevé que en dos días podría escasear el combustible.

Jorge Avilés, secretario gremial del Sindicato de Vigiladores de la Patagonia, confirmó a El Patagónico que los trabajadores están parados en el ingreso al predio de la planta de tanques de YPF, ubicada en Kilómetro 3 donde se realiza el despacho de combustible.

Las tareas en el lugar no se realizan, ya que los Vigiladores están con medidas de fuerza y los camioneros decidieron que ante la falta de verificación de las tareas no realizarán la carga de los camiones, por lo que en estos momentos no hay distribución de combustible a las estaciones de servicio.

El reclamo se deba a la falta de respuestas por la reincorporación de 15 trabajadores, que no pudieron ser traspasados a la nueva empresa que presta servicios a YPF tanto en Chubut como en Santa Cruz.

Avilés aclaró que personal de la Secretaría de Trabajo estuvo en el lugar, donde realizaron un relevamiento de la situación, y ante la posibilidad de que exista una solución, señaló que "hay una expediente abierto hace 60 días y hace 40 que esperamos por estos trabajadores y el traspaso no ha ocurrido".

Asimismo, indicó que desde el gremio siguen abierto al diálogo aunque aseguró que YPF es la responsable de solucionar el conflicto: "si ellos quieren que esto continúe, continuará, donde alguien levante un teléfono a cualquier representante del gremio estamos dispuestos a ir a la Secretaría de Trabajo pero con un compromiso real pero no como hasta ahora", dijo.

Estas medidas siempre tienen un efecto inmediato en los automovilistas, quienes ante la posibilidad de desabastecimiento corren hacia las estaciones de servicio. Avilés explicó que si bien desconoce la cantidad de acopio de las mismas, en caso de persistir la medida podría haber inconvenientes de abastecimiento en unos dos días.

Por su parte, Domingo Oscares, confirmó en Radio Del Mar, que este reclamo a la empresa YPF viene hace más de un mes y aclaró que "hasta tanto no haya un entendimiento respecto a estos trabajadores que son de la planta de combustible de Comodoro, Puerto Deseado y Rio Gallegos" la medida no se va a levantar.

"Hasta que no haya una garantía de ingreso vamos a quedarnos acá", dijo finalmente tras informar que el secretario Julio Gutierrez ya ha tenido contacto con la delegación de Trabajo, pero que hasta el momento no hay ninguna novedad sobre una posible conciliación obligatoria.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico